Aumentan casos de deshidratación

224

La Cruz Roja Mexicana delegación Playa del Carmen atiende al menos dos personas con síntomas de deshidratación moderada diariamente.

 

 

 

POR: OMAR ROMERO

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- Entre una y dos personas con síntomas de deshidratación moderada, derivado de las altas temperaturas atienden al día en la Cruz Roja Mexicana delegación Playa del Carmen.

Así lo informó el doctor José Antonio Uribe Trujillo, coordinador médico y de enseñanza de dicha institución, al explicar que en ocasiones se entiende por golpe de calor cuando la persona siente sed tras exponerse por tiempo indefinido al sol; sin embargo, dijo que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta situación ocurre cuando la gente tiene una temperatura que llega a los 40 grados.

“Todo mundo piensa que porque ya le dio el sol ya es un golpe de calor, hay otra diferencia, se puede decir que son tres (tipos), el golpe de calor, la deshidratación y la fiebre también tiene otro origen que es totalmente diferente. Diariamente quizás llegarán una o dos personas por casos de deshidratación o fatiga, aunque no es como tal un aspecto relacionado con golpe de calor”, aclaró.

Comentó que las personas que acuden a la institución con un nivel de deshidratación moderada están irritables, decaídas, tienen dolor de cabeza, sensación de náuseas e incluso llegan a vomitar y registran una temperatura de 38 grados, además dicen tener bastante sed.

Es por ello que recomendó a la población tomar las medidas de prevención para evitar este tipo de incidencias, particularmente con los niños y las personas de la tercera edad, como estar hidratándose de manera constante con agua o con electrolitos vía oral.

“Si tuvieran que estar caminando o en alguna actividad que la hagan en horarios diferentes, obviamente si la tuvieran que hacer por necesidad es hidratarse más, de preferencia con agua pero sobre todo electrolitos orales. Cuidar las actividades físicas que comprende de las 12 del día a las 2, 3 de la tarde”, agregó.

Uribe Trujillo abundó que en caso de que una persona alcance los 40 grados de temperatura, se debe enfriar inmediatamente, o bien, colocarla en una regadera, si estas acciones resultan insuficientes lo ideal sería llevarla a la unidad hospitalaria más cercana.