Protestan ante despidos por política de austeridad

167

Trabajadores del Sindicato Independiente de Trabajadores del Instituto de Salud y Servicios Sociales del Estado marcharon contra las acciones laborales del gobierno de la llamada Cuarta Transformación.

 

 

POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.-  Ante el despido de dos empleados con casi 25 años de servicio, trabajadores del Sindicato Independiente de Trabajadores del Instituto de Salud y Servicios Sociales del Estado (Sitissste) marcharon en protesta por calles de la ciudad.

Las primeras dos bajas laborales del organismo forma parte de la política laboral implementada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que llevará a la desaparición de diversos organismos que, a su juicio, son innecesarios.

El lunes pasado, el Sitissste realizó también manifestaciones de protesta en Ciudad de México por la medida que separa de sus labores a los trabajadores.

La determinación del gobierno federal se replicó en diversas entidades, entre ellas Quintana Roo, debido a que la desaparición de Turismo del Instituto de Salud y Servicios Sociales del Estado (Turissste) llevó a prescindir de los servicios de los dos trabajadores con una trayectoria de más dos décadas de servicio.

La protesta de empleados se realizó frente a la Clínica del Instituto en Chetumal, donde se reunieron inconformes que marcharon por avenidas del centro de la capital del estado.

Los manifestantes que portaban pancartas recriminaron a gritos el cese de sus compañeros y exigieron al gobierno de México que cese ese tipo de política laboral.

El secretario general del Sitissste, Edwin Ariel Cocom Aguayo, criticó la política económica del ejecutivo federal porque transgrede el desarrollo de las instituciones y afecta de manera irremediable al personal.

Exigieron al mandatario se combata la corrupción que se da en los niveles más altos de la administración pública pero no contra la clase trabajadora.

Señalaron que la falta de una dirección adecuada en el organismo ha impedido que la clínica del Instituto cuente con personal y equipo suficiente para atender la demanda de servicios de salud de la población derechohabiente.

Los inconformes consideraron también, que el presupuesto para la operación de la institución no ha sido liberado.

El líder de los trabajadores advirtió que las protestas seguirán porque forman parte de un movimiento nacional que pretende contrarrestar las acciones unilaterales que decide el presidente de México, y a cuyas acciones de reproche se sumarán otros organismos gremiales afectados por las llamadas “medidas de austeridad” que adopta el ejecutivo federal.