Denuncian software para robar en gasolineras

70

Profeco dio vista a la FGR de un software detectado en una gasolinera en Campeche para “rasurar” los litros de combustible que vende al consumidor.

 

Claudia Guerrero/ Agencia Reforma
Cd. de México, México 03-Jun-2019 .-La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio vista a la FGR de un software detectado en una gasolinera en Campeche para “rasurar” los litros de combustible que vende al consumidor.

En su informe del “quién es quién en la venta de combustibles”, Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, informó que la irregularidad fue detectada por sus inspectores en una gasolinera en Champotón, en la carretera a Ciudad del Carmen, con razón social Combustibles e Imagen S.A. de C.V.

El funcionario explicó que en esta gasolinera se revisó una de las bombas, abrieron la caja que tiene dentro y se revisó la tarjeta que la controla, la cual tenía un software adaptado conocido como “rastrillo”.

“Nosotros habíamos escuchado mucho que la bomba tenía rastrillo (…) no era evidente al abrir la bomba, habría que abrir esta caja y voltear la tarjeta y descubrimos a los que están haciendo trampa con este software, que aparentemente no es pirata, porque pareciera que en el mercado negro el mismo fabricante de la bomba esta vendiendo por debajo del agua este rastrillo”, detalló.

Sin embargo, Sheffield dijo que esto le tocará comprobarlo a la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que, por instrucciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se presentó la denuncia correspondiente.

“Estamos presentando la denuncia penal contra quien resulte responsable, porque esto ya es un delito, no es una falta administrativa”, sostuvo.

El titular de Profeco explicó que este software lo que hace es que desde la oficina central o desde un celular, apretando un botón, se puede despachar un litro de litro o variarlo, rasurar un litro o dos por determinada cantidad solicitada al momento de la venta.

Sheffield anunció que se implementará junto con la Secretaría de Seguridad un operativo en 71 gasolineras del País para hacer esta revisión más a fondo, pues se estima que un ocho por ciento de las estaciones de servicio podrían estar utilizando este “rastrillo”.

Respecto a las revisiones ya realizadas, ocho gasolineras no se dejaron verificar, de las cuales cinco están en el Estado de Puebla, y se detectaron 29 estaciones de servicio con irregularidades.

La gasolina más cara, de Chevron, se oferta en Pénjamo, Guanajuato, y el diésel más caro se vende en Hermosillo, Sonora, según Profeco.

Respecto al gas LP, el costo más alto para tanques estacionarios se registra en Moctezuma, Sonora, y por kilo, Grupo Pagasa tiene los precios más caros del País.

Esta semana se llevará a cabo un operativo de supervisión de cilindros de gas, porque el 60 por ciento no han sido cambiados.