Azota sargazo a Sian Ka’an

166

Las manchas de sargazo ya se notan en la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

 

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La emergencia del sargazo en la entidad se agudizó con la invasión de mangle, turbidez en el agua y la descomposición del alga por acumulamiento en lagunas de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, sin que exista una coordinación efectiva ni voluntad férrea para resolver el problema, alertó la científica en oceanografía biológica, Norma Patricia Muñoz Sevilla.

Señaló que la naturaleza nos lleva ventaja sin que aún “logremos ponernos de acuerdo” para combatir de manera frontal la macroalga, pese a los daños graves al turismo y la economía, y que aún seguirá causando a la riqueza natural del estado, la cual “una vez que tengamos perdida una buena parte lo estaremos lamentando”, advirtió.

La especialista del Instituto Politécnico Nacional con doctorado en la Universidad de Marsella, Francia, e integrante del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, recordó que desde hace ocho años que se dio la primera arribazón, “nos confiamos”. Lo mismo hace un año, cuando también debió actuarse, pero “seguimos esperando y esperando”.

Dijo que la falta de planeación y organización interdisciplinaria y multidisciplinaria han evitado adoptar acciones contundentes ante un problema que se agudizó, y en el cual no basta únicamente la recolección en la parte marina.

Denunció que en la base de investigación Pez Maya, en la Reserva Marina de la Biosfera de Sian Ka’an, en el municipio de Solidaridad, se han formado lagunas de descomposición por acumulamiento de sargazo y el alga ha invadido al mangle.

En ese mismo sitio, donde se tiene una estación de monitoreo para la salud de los arrecifes y la conservación de especies vivas ligadas al movimiento marino, la turbidez del agua ha crecido también de manera alarmante y no es posible analizarla sin antes diluirla, como lo constataron hace 20 días que estuvieron alumnos de maestría en dicho lugar.

La calidad del agua, señaló, se conocerá una vez que concluya el análisis de laboratorio, que se efectúa en Sinaloa.

El panorama de afectación seguirá creciendo a causa del sargazo, resaltó, pero existe capacidad técnica y científica para combatirlo, de ahí que urgió hacerlo en tres frentes simultáneos, y no únicamente con su recolección en la parte marina.

La también experta en manejo integral, contaminación costera, ordenamiento ecológico territorial y políticas públicas, precisó a Luces del Siglo que en esta estrategia de combate al sargazo tampoco se le debe seguir depositando en la selva, mangle,  tiraderos a cielo abierto ni en rellenos sanitarios, dada la contaminación y los daños que causa al ecosistema. “¿Cómo es posible?, no podemos hacer ese tipo de cosas”, apuntó.

Planteó que se debe recoger la macroalga de las playas para evitar el acumulamiento sin esperar a que se seque, porque antes debió esparcirse por todo el arenero, como se ha hecho en playas vírgenes de Perú. “Allá se sacó el alga, no sargazo, aclaro, pero esperaron a que se secara y lo venden a los chinos”, abundó.

Recordó que el año pasado, a través de la Red Temática Océano, Clima y Cambio Global, pidieron que se declarara al sargazo como una emergencia nacional, tal como se hizo en Barbados. “Teníamos que haber actuado rápidamente, pero estábamos en periodo de transición, nadie se hizo cargo y el problema siguió creciendo”, insistió.

La tercera estrategia que propuso tiene que ver con detener o capturar el sargazo fuera del arrecife, en la parte marina, pues recordó que un centro de investigación ha sugerido la recolección en la playa y después incinerado.

“Después de recogerlo en la playa ya deberían de haberse instalado los famosos biodigestores para generar energía eléctrica”, expuso.