Regularizan a guatemaltecos desplazados en Campeche

48

Según el censo que levantó el gobierno mexicano, son 190 adultos y 217 menores de edad, integrantes de 84 familias.

 

 

Por: ROSA SANTANA / AGENCIA PROCESO

CANDELARIA, CAMP.- Por razones humanitarias, el Instituto Nacional de Migración (INM) inició el proceso de regularización de más de 400 guatemaltecos desplazados de Laguna Grande, quienes desde hace dos años permanecen asentados en la franja fronteriza con México.

 

El trámite dio inicio el pasado 31 de mayo, con la entrega de las primeras Tarjetas de Residencia Permanente (TRP) por vínculo familiar y Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias (TVRH).

 

Según el censo que levantó el gobierno mexicano, son 190 adultos y 217 menores de edad, integrantes de 84 familias, quienes se encuentran en el campamento que construyeron en el ejido El Desengaño, del municipio de Candelaria, Campeche, en los linderos con Guatemala.

 

Esa comunidad guatemalteca subsiste en un improvisado campamento que levantaron el 2 de junio de 2017, luego del desalojo de Laguna Grande por parte de la Policía Nacional y el ejército de Guatemala.

 

Activistas que los han acompañado desde que se asentaron en la frontera con México han denunciado de manera reiterada el incumplimiento del gobierno chapín a los acuerdos para garantizarles el respeto a sus derechos humanos, pese a la medida cautelar 36/2017 que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió en septiembre de 2016 a favor de la comunidad de Laguna Larga.

 

Tales medidas consisten en adoptar las acciones necesarias para proteger la vida e integridad de todas las personas desplazadas, en especial de la infancia, lo que incluye: acceso a alimentación adecuada, salud, agua potable, alojamiento en condiciones adecuadas, acceso seguro a la zona que antes habitaban para recoger cosechas y pertenencias, educación y tratamiento médico.

 

También, adoptar las medidas necesarias para proteger a la población desplazada ante posibles actos de violencia de terceros o del Estado, y para continuar con los diálogos y consultas con las personas desalojadas para llegar a una solución duradera respecto de su situación.

 

Además, la CIDH instruyó al gobierno guatemalteco concretar las medidas e informar sobre las acciones adoptadas para investigar los hechos que dieron lugar a la medida cautelar y así prevenir su repetición.

 

De acuerdo con un comunicado emitido por el gobierno federal, “desde que (los guatemaltecos) llegaron a territorio mexicano han sido atendidos por personal del INM; se les ha brindado ayuda humanitaria y, en apego a la nueva política migratoria de esta administración, se han retomado los trámites para regularizar su condición de estancia en el país”.

 

Las personas guatemaltecas asentadas que tenían su Tarjeta de Visitante Regional lograron el cambio de condición de estancia a permanente, porque sus hijos nacieron en México; a algunas les fue otorgada la Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias y todas cumplieron los requisitos y realizaron los trámites de manera adecuada.

 

Quizá te interese: Retrocede crédito a estados y municipios