Afecta ruido reproducción de aves

60

 

Por: Tonatiúh Rubín  / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 05-Jun-2019 .-
El ruido de las ciudades dificulta la reproducción y sobrevivencia de las aves urbanas, alertan expertos.

Los pájaros emplean vocalizaciones, como el canto, para atraer pareja, organizarse para cuidar a sus crías, marcar territorio y advertirse sobre peligros, explica Constantino Macías, director del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM.

“Todas estas vocalizaciones, como cualquier otro sonido, ocurren dentro de cierta banda de frecuencia, más grave o más aguda. El ruido que generamos los humanos, no sólo en las ciudades, pero de forma muy marcada en ellas por los vehículos automotores, ocupa frecuencias que en algunos casos se sobreponen a las frecuencias que utilizan las aves”, detalla.

En general, los cantos de las aves son graves y se ubican arriba de un kilohercio, en la misma banda que el ruido de los autos y aviones, precisa Macías.

“Si un pájaro quiere indicar que, por ejemplo, está ocupado cierto territorio, ninguno de los otros pájaros se van a enterar porque su canto quedará enmascarado por detrás del ruido urbano, que está en las mismas frecuencias, pero a mucho mayor volumen que el canto del pájaro”, indica.

Algunas hembras eligen a su compañero por la naturaleza de su canto; cuando los machos lo modifican para transmitirlo por encima de la contaminación acústica, puede que dejen de ser atractivos para ellas, sostiene Macías.

“Las dos maneras en que puede influir (el ruido) en la formación de pareja es que el canto no lo escuchen las hembras o que lo que escuchan no les gusta porque viene distorsionado por el ruido o ha sido modificado en respuesta al ruido”, subraya el investigador del Laboratorio de Conducta Animal del IE.

La crianza de los polluelos también se compromete por el bullicio: si los padres no escuchan las solicitudes de alimento o advertencias de peligro, las crías pueden quedarse sin comer o ser presa de depredadores, comenta.

Igualmente, Macías advierte que hay riesgo de tener extinciones locales en ciertas zonas de las ciudades donde hay mucha ruido.

“Nosotros nos estamos privando de especies, de riqueza biológica en nuestras ciudades, en parte como consecuencia del ruido. Si nuestras ciudades fueran menos ruidosas, tendríamos una fauna de aves más rica”, afirma.