Cuesta 8 mil mdp rescatar hospitales

52

 

Por: Claudia Guerrero  / Agencia Reforma

Cd. de México, México 06-Jun-2019 .-El Sector Salud deberá invertir más de 8 mil 700 millones de pesos para tratar de rescatar los 306 hospitales inconclusos que dejó abandonados el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con un informe presentado esta mañana en Palacio Nacional, la Secretaría de Salud tendrá que gastar 2 mil 794 millones de pesos para concluir 31 unidades médicas este año y 2 mil 335.1 millones de pesos para otras 23 unidades médicas, en 2020.

En el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la inversión requerida para terminar 23 horas en este año, es de 2 mil 813 millones de pesos, de los cuales, 948.77 millones serán para obras, mil 25 millones para el costo de la plantilla y 838.96 millones de pesos para gastos de operación.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) necesitará de 600 millones de pesos para sacar adelante 20 hospitales que se encuentran suspendidos, en proceso o en litigio.

Al presentar el diagnóstico sobre el abandono de la infraestructura, el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó que de las 306 obras inconclusas que recibió el Gobierno, 180 centros u hospitales se encuentran suspendidas.

De ese total, sólo 145 cuentan con el llamado Plan Maestro de Infraestructura, ya que 35 ni siquiera tienen permiso.

“Nos dejaron un Sistema de Salud en añicos. El abandono sistémico provocó continuos desgajamientos, y los escombros fueron a parar a las espaldas de los enfermos más pobres”, expresó.

“La Salud se llenó de un pensamiento insensible, inhumano, abandonando la protección a la salud de los mexicanos”.

Según el funcionario, la nueva Administración encontró una relación directamente proporcional entre la adaptación a la corrupción, y la falta de atención médica a los más necesitados.

Al detallar las razones por las que las obras fueron abandonadas, el Secretario informó que, en muchos casos se registraron actos de corrupción, falta de financiamiento, incumplimiento de empresas, problemas con la propiedad del terreno, falta de personal, de gasto operativo y rescisión anticipada del contrato.

Alcocer sostuvo que existe un abandono de más de 6 años de la infraestructura en salud, pero dijo desconocer el impacto económico de las omisiones y no respondió si existen denuncias ante la Secretaría de la Función Pública o Fiscalía General de la República.

Zoé Robledo, director del IMSS, consideró que la situación es grave, sobre todo por el impacto negativo en la población.

“La situación en muchos estados, en prácticamente todos del país, es muy grave, porque a final de cuentas la falta de servicios o simplemente observar una instalación médica, muchas veces incluso ya concluido pero que no está dando servicio, o que está cerrado, o que no tiene equipamiento, o que no tiene personal, o que no tiene el personal suficiente, a final de cuentas es lo mismo para la gente”, dijo.

Luis Antonio Ramírez, director del ISSSTE, denunció que, durante los últimos Gobiernos, la inversión en infraestructura se desplomó, ya que se apostó a la subrogación de los servicios.