Sigue Uber inmovilizado en Cancún

60

Si brindan servicio, choferes serán sancionados

 

CANCÚN, Q. ROO.- La plataforma Uber no puede operar en Cancún porque el amparo judicial que promovió, generó una sentencia definitiva que la cataloga como un servicio público que requiere concesión, señaló Jorge Pérez Pérez, director general del Instituto de Movilidad de Quintana Roo.

 

Señaló que aun cuando carecen del documento, el cual esperan les sea notificado próximamente, el Juzgado Cuarto de Distrito estableció que el servicio que brindan tampoco es privado.

 

El funcionario negó que vehículos de esa empresa recorran las calles de este destino, pues de hacerlo estarían incurriendo en la prestación irregular de un servicio, que además dejaría expuestos y afectaría a los usuarios.

 

De darse la operación de esta empresa, agregó el funcionario, los operadores correrían el riesgo de que alguna patrulla del programa de verificación del Instituto, en coordinación con el Ayuntamiento de Benito Juárez, impondría una infracción y multa por prestar un servicio sin concesión.

 

En este supuesto supuesto, a los usuarios se les invitaría a bajar de la unidad. Ayer, durante el transcurso del día en la aplicación de Uber aparecía el servicio abierto para Cancún, pero sin automóviles disponibles.

 

Pérez Pérez señaló que en Cancún prevalece una libre competencia para prestar el servicio público que beneficie a la población, y quien estuviera contra ello incumpliría con una función social e institucional.

 

Negó que el Instituto haya recibido alguna solicitud formal de la plataforma para obtener Si brindan servicio, choferes serán sancionados Sigue Uber inmovilizado en Cancún una concesión y poder brindar el servicio de transportación, como lo establece la Ley de Movilidad de Quintana Roo en el Capítulo Séptimo, Sección I.

 

El amparo judicial que promovió la empresa no le sirve para operar

 

La normatividad establece que el transporte contratado a través de plataformas digitales sólo podrá ser prestado por quienes cuenten con un permiso expedido por el Instituto, al cual se puede acceder mediante el trámite y los requisitos correspondientes. La vigencia de la concesión es de 10 años, pero se impone un refrendo anual.

 

El titular del Instituto recordó en entrevista que hasta el momento han recibido únicamente cartas de intención de diversas plataformas, además de Uber, y que operan en otras entidades, sin que ninguna inicie trámite formal para solicitar su concesión. “Quien venga y cumpla los requisitos iniciales que dice la Ley y se apunta, en el momento que terminemos el Reglamento serán de las primeras empresas que tendremos que atender, si cumplen con los requisitos, darles una concesión para que trabajen legalmente como plataforma”, indicó.

 

El Instituto de Movilidad de Quintana Roo trabaja en la integración del Reglamento de la Ley y el Interno que normará y regulará la actividad, además que especificará las facultades de las diversas áreas internas.

 

El funcionario exhortó a la ciudadanía a tener paciencia y confianza en el Instituto, que apenas tiene operando cinco meses, pues se encuentra en integración y en actividades fundacionales, procesos de adquisición de equipo, brindar mejor capacitación del personal y concluir los programas integrales de seguridad y movilidad y el registro estatal de transporte, entre otros.