Sin tolerancia vs violencia

42

Las autoridades municipales exhortó a frenar cualquier tipo de conducta violenta entre operadores del servicio público.

 

 

POR: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- El Ayuntamiento de Benito Juárez asumirá una política de “cero tolerancia” para evitar casos de violencia contra choferes del transporte público, advirtió Jorge Aguilar Osorio.

El secretario general del municipio llamó a los operadores a frenar cualquier tipo de comportamiento “erróneo” que surja por información falsa, como el anunciado regreso de la plataforma Uber, lo cual no beneficia a nadie.

Informó que se reunió con el dirigente del Sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo”, Erasmo Aguilar Cámara, para dejar clara la postura de las autoridades respecto a conductas de violencia que se podrían dar contra choferes de moto taxis.

En el caso de las combis de ruta, anunció de realizarán un operativo a través de la policía de tránsito para detener unidades irregulares o que carezcan de matrícula, con el propósito de verificar el cumplimiento normativo y disminuir accidentes de tránsito que se han suscitado y que en la mayoría de los casos son de unidades que incumplen la normatividad.

Aguilar Osorio se reunió con la dirigencia de taxistas tras la inconformidad que surgió ante el anuncio de la plataforma Uber que volvería a operar en Cancún, lo cual no sucedió.

“Hay una información falsa por parte de esa empresa. Lo que nosotros queremos es certeza y este tipo de información no beneficia a nadie, pero el Congreso estatal ha sido claro y Uber puede entrar siempre y cuando cumpla la Ley, lo cual el estado tiene derecho a determinar”, puntualizó.

El funcionario municipal consideró que Uber, por estar concentrada en  procedimientos legales perdió para cumplir con los requisitos necesarios de operación, por lo que recomendó también a taxistas prudencia y respeto a la reglamentación.

Por su parte, la presidenta municipal Mara Lezama reiteró su llamado de respetar las leyes e insistió que abogarán por la paz para que la ciudadanía no padezca ningún tipo de conflicto.