Nido de víboras

71

 

 

Por: Kukulcán

SI PIENSA invitarle unos tacos a Gregorio Sánchez, sepa que sus favoritos son los de pastor con harto chile. O al menos eso es lo que se adivina de sus filosos comentarios después de haber probado el sabor de la derrota en la pasada elección.

 

DICE EL muy material líder espiritual Sánchez Martínez que los mexicanos somos requetebuenos para exigir y demandar derechos, pero que a la hora de las obligaciones somos refallones y nos hacemos guajes; y la verdad, razón no le falta en este punto, pues casi ochenta por ciento de abstencionismo en las elecciones de diputados habla de una falta de responsabilidad civil enorme, por muy malas que hayan sido las opciones.

 

PERO YA encarrerado y con la lengua desatada, el ex alcalde de Cancún se lanza contra el Instituto Electoral porque les dio muy poquito dinero para hacer campaña y los pobrecitos candidatos hicieron lo que pudieron son sus tres pesitos.

 

ENTENDEMOS SU frustración, pero sorprende que con su amplia experiencia en los escenarios políticos, de la farándula y en el púlpito no haya sido capaz de sobreponerse a los obstáculos y hacer llegar su mensaje a los electores, que tampoco eran tantos, sino tan sólo los del Distrito III.

 

ALGO FALLÓ en las homilías y los rezos del pastor para que se enchile de esa forma. Pero no hay que asustarse, pues si el mismísimo Jesucristo agarró a patadas a los tianguistas del templo en Jerusalén, que su emisario en Cancún se encabrite porque no votaron por él es pecata minuta.

 

YA VENDRÁN más elecciones y seguramente volveremos a ver a Gregorio “el pastor enchilado” Sánchez sonreír de nuevo y prometer el cielo y el paraíso para tratar de ganarse el favor de la gente. Mientras tanto, no le quedará de otra que volver a su chamba de regidor…

 

***

 

¡GOLOSOS! PORQUE nueve no son suficientes, los de Morena andaban viendo de aumentar su cuota de diputados en el Congreso del Estado para redondear la decena, lo que sería trágico para sus oponentes, que aparte de ser barridos en las urnas todavía perderían una curul más.

 

ASÍ ES, el partido que llegó a Quintana Roo como el sargazo, en marea desbordante, quiere que le den un lugarcito más porque nueve diputados no alcanzan para todo lo que pretenden y eso de andar pactando con otros partidos que quién sabe que intenciones tengan no les da buena vibra.

 

TAMPOCO LES alcanzaría con diez, pero sería más manejable eso de mayoritear y pasar leyes porque que sí.

 

COMO ERA de esperarse, los demás partidos no tardaron en alzar la voz y pedir a la autoridad electoral que le pare los pies a los morenos, porque aparte de haber sido humillados por un primerizo en el estado en la elección de hace dos domingos, encima todavía los quiere pisotear más.

 

¿QUE QUÉ tanto es tantito? Pues entre nueve y diez puede que no haya mucha diferencia en términos numéricos, pero a la hora de hacer leyes y someterlas a votación contar con un dedito más siempre ayuda, ya sea para aprobar o rechazar.

 

LA NUEVA Legislatura entrará en funciones hasta septiembre, pero al menos la futura bancada de Morena ya logró algo: unificar a la que será oposición, porque entre los que protestaron la ambición del partido de Andrés Manuel estaban casi todos: PAN, PRD, PRI, Encuentro Social y Confianza por Quintana Roo…

 

 

Quizá te interese: Más como ‘Nido de víboras’.