Pendientes para la XVI Legislatura de Quintana Roo

86

Desde 2008 existe en CDMX la Ley de Voluntad Anticipada. Se han sumado otras 12 entidades de la República.

 

 

Por: Yvette Hesse

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

 

Les he pedido que si estoy en una situación crítica, donde ya no hay remedio de recuperarme, me desconecten. Llevo varios años pensando que en un caso extremo, en que la vida no sea vida, mis allegados tengan la libertad y la generosidad de evitarme sufrimiento. Claro, estoy hablando de la muerte asistida, de la eutanasia. Sólo que hay un pero enorme… vivir en Quintana Roo… Nuestro estado se encuentra frente a raras ambivalencias: por un lado el destino turístico de “clase mundial”, como lo es Cancún, y por el otro, muchas de las leyes que lo rigen dan la sensación de estar en un recóndito pueblo incomunicado donde los ciudadanos son criminalizados en caso de querer ejercer sus derechos a plenitud. ¿Ejemplos?

 

EN QUINTANA ROO SE CRIMINALIZAN LOS DERECHOS

Castigar con cárcel a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo mientras otros estados y países no lo hacen desde hace años. Institucionalizar todo tipo de obstáculos para evitar el despegue de un transporte eficiente a través de plataformas digitales tipo Didí, Uber o Cabify. ¿Le sigo? Obstáculos institucionalizados para complicar la operación del hospedaje a través de plataformas tipo Airbnb… La lista es larga, pero en esta ocasión quiero resaltar la ignominia de ser uno de los cuatro estados que en su Constitución prohíbe expresamente la eutanasia, y uno de los tres que también impiden el suicidio asistido. ¿Con qué derecho el Estado se abroga la decisión personalísima de querer evitar el sufrimiento?

 

SER MÁS ANALÍTICOS Y MENOS DOGMÁTICOS

Cierto, la eutanasia despierta todo tipo de debates y de polémicas. Sus defensores aseguran que evita el sufrimiento de la persona y que rechaza la prolongación artificial de la vida que lleva a situaciones que son indignas. Los detractores, en cambio, consideran que nadie tiene derecho a decidir cuándo termina la vida del prójimo.

 

Pero seamos más analíticos y menos dogmáticos para desmenuzar lo que significa el término en la práctica: la eutanasia es la acción u omisión que acelera la muerte de un paciente desahuciado con la intención de evitar sufrimientos. El concepto está asociado simple y sencillamente a la muerte sin sufrimiento físico. ¿De verdad en Quintana Roo queremos que se penalice esto?

 

¡NI POR RAZONES HUMANITARIAS!

Si bien a nivel nacional la eutanasia está prohibida por la Ley General de Salud, sólo Chihuahua, Baja California, Jalisco y Quintana Roo la impiden expresamente en sus Constituciones locales; pero lo más vergonzoso es que, en el caso de nuestro estado, además de prohibirla en su Constitución criminaliza la práctica a través de diversos tipos penales que encuadran dentro del homicidio por piedad, el cual se comete por diversas circunstancias, como la mediación de razones humanitarias o el padecimiento de una enfermedad incurable en fase terminal.

 

NECESITAMOS DIPUTADOS LOCALES DE AVANZADA

Desde 2008 existe en la Ciudad de México la Ley de Voluntad Anticipada y posteriormente se han sumado otras 12 entidades de la República. El Congreso de Quintana Roo ha sido omiso en el tema, pero no todo está perdido, pues en septiembre próximo iniciará la XVI Legislatura.

Los diputados que se van −algunos repiten, pues son plurinominales− nos quedaron a deber la modernización de leyes de avanzada en varios temas; así pues, es necesario que los legisladores entrantes resarzan los pendientes para poder ejercer a plenitud los derechos y las libertades más básicas que sí están contempladas en otros estados.

 

IMPULSAR LOS DERECHOS Y NO CREENCIAS

Así las cosas, no es posible seguir viviendo en las incongruentes ambivalencias: tener un polo turístico con varios de los hoteles más lujosos, al tiempo de regirnos con atrasadas y obsoletas leyes. Inconcebible de verdad que a estas alturas se siga criminalizando a la mujer que decide interrumpir un embarazo; que una Ley de Movilidad impida al ciudadano transportarse decentemente; que se complique a pequeños emprendedores rentar sus propiedades para obtener ingresos extras, como también, impedir el derecho a una muerte digna en Quintana Roo…

 

*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q. Roo, revista de negocios y política.

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

 

Quizá te interese: La cruzada de los jóvenes cubanos