Tintín tiene tratos millonarios

75

Una de las adaptaciones de Tintín en cine.

 

 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

WASHINGTON, D.C.- Durante casi un siglo, el personaje de Tintín nos ha inspirado a muchos, ¡y qué decir de su hermoso y fiel perro Milú!

¿Y cómo nació el famoso reportero Tintín? Georges Prosper Remi, mejor conocido por su seudónimo Hergé, fue un historietista belga.

El 10 de enero de 1929, este maestro de los cómics presentaba Las aventuras de Tintín cada jueves en Le Petit Vingtième, un suplemento para niños del periódico belga Le Vingtième Siècle.

Las divertidas aventuras del intrépido reportero Tintín al lado de su perro Milú cautivó a grandes y chicos en pocos meses, y rápidamente de tener ocho páginas, se fue a 16.

Y el 13 de febrero de 1930, Tintín finalmente obtuvo la portada del suplemento. Así que, por supuesto, las ilustraciones originales de este personaje son unas de las más cotizadas por los coleccionistas.

Este fin de semana, la ilustración original de la primera portada de Tintín fue pujada por la casa de subastas Heritage Auctions, en Dallas, en 1 millón 125 mil dólares.

Hergé dibujó la primera portada del cómic bajo el título “Tintín en el país de los soviets”, que es la que fue subastada.

En la portada, que no tiene el logo de Le Petit Vingtième, se alcanza a ver que Tintín está tallando una nueva hélice para su avión dañado con el tronco de un árbol; y junto a él, está Milú, que está envuelto en vendas.

Heritage Auctions comentó que la ilustración de la subasta se encontró en Europa en una colección privada, y mide 21 x 26 centímetros.

De acuerdo con la casa de subastas, esta obra es de las pocas portadas de Tintín firmadas por Hergé que aún siguen bajo coleccionistas privados, pues casi toda la colección original de las historietas se ubica en el Museo Hergé, que se ubica cerca de Bruselas.

Los primeros siete capítulos de Las Aventuras de Tintín se publicaron en Le Petit Vingtième, hasta 1939. En 1940, cuando los alemanes nazis invadieron Bélgica, la publicación se interrumpió, pero más tarde el autor reanudaría las historietas en otros periódicos.

Tal ha sido el éxito de Tintín y Milú, que se han hecho algunas versiones de películas tanto en dibujos animados como en cine de imagen real.