Busca gobierno bolsa compartida vs. sargazo

124

La idea es juntar 600 millones de pesos entre Federación, estado y municipios.

 

Por: VÍCTOR HUGO ALVARADO

 

CANCÚN, Q. ROO.- Tras la publicación de la declaratoria de emergencia en Quintana Roo para combatir el arribo de sargazo, el gobernador Carlos Joaquín González confirmó que se buscará la generación de una bolsa común de hasta 600 millones de pesos que permita financiar las acciones a emprender.

 

Los recursos, de acuerdo con el mandatario, llegarían principalmente de tres fuentes: gobiernos municipales, gobierno estatal y la Federación, además de considerar también la participación de la iniciativa privada para articular una estrategia más completa.

 

Como ejemplo, tomó los ingresos generados por el impuesto de la Zona Federal Marítimo Terrestre, del cual 30 por ciento del total se divide entre los tres órdenes de gobierno y podrán ser utilizados en la ejecución de las medidas que se consideren necesarias.

 

El objetivo es crear el programa de acción contra el sargazo en cinco meses, toda vez que ya se cuente con la bolsa compartida, misma que financiará en su totalidad las tareas en el corto plazo, y cimentará las estrategias a mediano y largo tiempo, las cuales aún están en proceso de estudio.

 

Adicionalmente, Carlos Joaquín aceptó haber tenido reuniones de trabajo con el Banco Interamericano de Desarrollo y con el Banco Mundial, en busca de financiamiento para complementar los esfuerzos, sin embargo, aún no se concretó apoyo en firme por parte de ambas instituciones.

 

El gobernador aseguró que los trabajos iniciarán una vez que avancen las labores de coordinación con la Marina.

 

El pasado 7 de junio, Carlos Joaquín emitió a través del Periódico Oficial del Estado la declaratoria de emergencia ante el desastre provocado por el arribo incontrolable de la macroalga al litoral de la entidad.

 

Con respecto al posible recale de una mancha del tamaño de Yucatán, el gobernador dijo desconocer la información a ciencia cierta por el carácter impredecible del fenómeno natural, por lo que se deberá trabajar en soluciones para mantener alejado el problema de las playas y así promover su belleza en favor del turismo, el cual, aseguró, ha sido víctima de una campaña de desprestigio.

 

Quizá te interesa: Cancún pagará por el sargazo