La niñez en México, obligada a trabajar

56

3 millones de menores de edad, entre los 5 y 17 años, se encuentran ocupados en actividades económicas.

 

Por: Staff / Luces del Siglo

 

CANCÚN, Q. ROO.- En México, 3.2 millones de niñas y niños entre los 5 y 17 años de edad trabajan en actividades económicas no permitidas o en quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, alertó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

 

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el Inegi expuso que las estadísticas son elevadas, ya que la fuerza laboral de los menores de edad representa una tasa de 11.0 por ciento.

 

El Módulo de Trabajo Infantil (MTI) de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) estima que de los niños ocupados que no cumplen la edad mínima para trabajar, 17.9% no asisten a la escuela, situación que se presenta en 55.1% de los que están en trabajo peligroso.

 

“La falta de equidad en la distribución del ingreso y la riqueza ha generado una situación de empobrecimiento de amplios sectores de la población; los bajos salarios, la desocupación y la subocupación obligan a muchas familias a recurrir a diferentes medidas para generar ingresos, entre las que se encuentra el trabajo de sus niños y niñas”, alerta la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

De acuerdo con la Ley Federal, el trabajo no permitido se define como el conjunto de actividades económicas realizadas por niños, niñas y adolescentes que ponen en riesgo su salud, afectan su desarrollo o se llevan a cabo por abajo de la edad mínima permitida.

 

La legislación nacional clasifica las ocupaciones como peligrosas o insalubres por las condiciones físicas, químicas o biológicas del medio en que se presta; por la composición de la materia prima que se utiliza; por realizarse en horario prolongado o nocturno que representan situaciones de riesgo y pueden afectar el desarrollo y la salud física y mental de los menores de edad.

 

En México, el trabajo infantil existe en casi todos los sectores; sin embargo, el sector agropecuario concentra la mayor parte de la población infantil ocupada en trabajo no permitido (34.5%).

 

Los servicios son el segundo sector que mayor proporción de población infantil en trabajo no permitido concentra (22.3%); en este último sector sobresale que existe una diferencia de más de 10 puntos porcentuales entre la proporción de hombres (19.4%) y de mujeres (30.1%) ocupados.

 

La buena noticia

 

Cabe precisar que no toda actividad laboral de niñas y niños y adolescentes se considera trabajo no permitido; además, el total de niñas, niños y adolescentes en ocupaciones no permitidas ha disminuido en los últimos 10 años.

 

En 2007, 3.5 millones se encontraban laborando en actividades peligrosas; en 2017, el monto de población en esa situación es de 2.1 millones de personas.

 

La OIT instituyó el 12 de junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil para poner de manifiesto la situación de los niños que trabajan.

 

El trabajo infantil es un fenómeno predominantemente masculino; de los 2.3 millones de niñas y niños ocupados en una actividad económica, 1.6 millones son niños, con una tasa de ocupación de 10.8%, en tanto que el monto de niñas ocupadas asciende a 697 mil con una tasa de 4.8 por ciento.

 

La OIT, en esta importante fecha, exhorta a la comunidad internacional a combatir el trabajo infantil peligroso y a proteger a quienes se encuentran por debajo de la edad permitida para trabajar.

 

Para este 2019, lanzó el lema “Los niños no deben trabajar en el campo sino en sus sueños”, debido a que a nivel mundial siete de cada 10 niñas y niños que trabajan, se ocupan en el sector agrícola.

 

Explotación y Educación

 

Para la OIT y el Estado mexicano, cualquier actividad laboral a temprana edad tiene un efecto negativo en el desarrollo físico, psíquico, educativo y social de las niñas y niños, pues constituye un obstáculo para el disfrute de sus derechos, entre ellos y de gran trascendencia, el de la educación.

 

La condición de asistencia escolar marca diferencias entre los dos grupos que conforman el trabajo infantil no permitido; 17.9% de quienes están por debajo de la edad permitida no asisten a la escuela.

 

Nueve de cada 10 niñas y niños ocupados que no cumplen la edad mínima para trabajar (87.0%) no asisten a la escuela por el trabajo.

 

Para las personas ocupadas en actividades peligrosas 44.9% reportaron el trabajo como principal razón de inasistencia escolar y 14.4% porque realizan quehaceres domésticos en su hogar.

 

Distribución porcentual de la población que trabaja por debajo de la edad permitida y de la población en trabajo infantil peligroso, por condición de aportación al hogar.

 

“El riesgo y complicaciones en el desarrollo de las niñas y niños, no solo se da en actividades de producción, también el trabajo doméstico no remunerado y el cuidado de otros al interior de los hogares puede limitar y violentar los derechos de los niños”.

 

La llamada “Frontera de la producción del Sistema de Cuentas Nacionales” comprende toda la producción realmente destinada al mercado, para la venta o el trueque.

 

Incluye todos los bienes o servicios prestados gratuitamente a los hogares individuales, o proporcionados colectivamente a la comunidad, por unidades gubernamentales o por Instituciones Sin Fines de Lucro que Sirven a los Hogares.

 

Todos los bienes producidos para uso propio, la producción por cuenta propia de servicios de alojamiento por parte de los propietarios-ocupantes y los servicios producidos empleando personal doméstico remunerado.

 

Quizá te interese: Busca gobierno bolsa compartida vs. sargazo