Acusan a alcalde de pedir ‘moche’

72

Ejidatarios de Bacalar señalan que el presidente municipal Alexander Zetina les exige 500 millones de pesos para regularizarles terrenos.

 

Por: HERLINDO VÁZQUEZ

 

CHETUMAL, Q. ROO.- Integrantes del Ejido Aarón Merino Fernández del municipio de Bacalar, se manifestaron con pancartas y realizaron la toma parcial de la Presidencia Municipal de Bacalar para protestar por un presunto intento de extorsión de parte del alcalde Alexander Zetina Aguiluz.

 

Los inconformes acusan al edil de que les exigió 500 millones de pesos o 100 hectáreas de terreno para poder autorizar la regularización de 960 hectáreas destinadas para proyectos ecoturísticos. “Presidente fantasma, multimillonario, corrupto y nefasto, deja de robar y ponte a trabajar”, decían las mantas y pancartas.

 

El representante ejidal Román Guzmán González, afirmó que ya promueven ante el gobierno federal se haga una auditoría al Ayuntamiento de Bacalar, toda vez que no hay transparencia en la ejecución de recursos económicos ni en la toma de decisiones.

 

Aparte de que, añaden, el patrimonio del presidente municipal y su familia se ha incrementado durante su gestión, sin contar con que ha retrasado la publicación del Plan de Desarrollo Urbano porque no satisface sus intereses personales.

 

Guzmán González apuntó que la Asamblea del Ejido Aarón Merino Fernández aprobó la regularización de tres mil hectáreas de terreno, pero el presidente municipal de Bacalar sólo avala 960 hectáreas. Y denunció que un colaborador cercano a Zetina Aguiluz le advirtió que no procedería la regularización si antes no se cumplía “el compromiso” contraído.

 

Advirtió que los ejidatarios no pagarán los 500 millones de pesos que les exigen ni cederán las 100 hectáreas que pide el alcalde de Bacalar a cambio de regularizar las solicitadas. Incluso, anticipó que de no obtener respuesta favorable, el Ejido Aarón Merino Fernández procederá a la recuperación de terrenos en usufructo de los gobiernos federal, estatal y municipal, pues no han pagado las indemnizaciones correspondientes.

 

En días anteriores, una manta colocada en un terreno en la carretera federal Bacalar-Limones, acusaba al presidente municipal de Bacalar de apropiarse de un predio de alta plusvalía para venderlo, pese a que es propiedad de cinco hermanos, quienes le exigían el dinero obtenido.

 

Quizá te interese: Chetumal, frontera ‘especial’