‘Estado se mantendrá firme’: Carlos Joaquín

69

El gobierno de Yucatán interpondrá una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra sdel Dectero de Límites emitido por el Legislativo quintanarroense, pues a su consideración afecta varios de sus municipios.

 

Por: LAURA CRUZ

 

CHETUMAL, Q. ROO.- El conflicto legal entre los estados que integran la península yucateca por la delimitación precisa de sus fronteras sigue adelante, aunque no se avizora un escenario de desgaste y recriminaciones; sin embargo, el estado de Quintana Roo continuará firme en su postura, señaló el gobernador Carlos Joaquín González.

 

El mandatario apuntó lo anterior en referencia a la controversia constitucional que se anunció será interpuesta por el gobierno de Yucatán ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en respuesta al decreto de límites emitido meses atrás por el Poder Legislativo quintanarroense y que afecta parte de su territorio.

 

Joaquín González declaró que cada entidad debe asumir sus responsabilidades en este tema de los límites territoriales entre los estados de la península.

 

“Me parece que cada quien tiene sus propias responsabilidades, la nuestra está hecha y habrá que tomar decisiones al respecto, y habrá que llevarlo a las autoridades que corresponden para que tomen una decisión”, recalcó.

 

La decisión del gobierno yucateco de ingresar el recurso legal ante el máximo tribunal del país, obedece a que el término procesal de la decisión del Congreso de Quintana Roo vence el 20 de junio próximo.

 

El decreto del Legislativo quintanarroense fija el punto Put, la coordenada geográfica en la que confluyen los límites territoriales de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, en una zona en la que, de acuerdo con el gobierno del estado vecino, afectaría a los municipios de Tixcacalcupul, Chikindzonot, Peto, Chemax, Tzucacab, Tekax, Valladolid y Chichimilá.

 

Se trata de la segunda lucha legal por límites que se da entre estados de la península. Ya en 1997, derivada de la creación del municipio de Calakmul en el estado de Campeche, Quintana Roo acudió a la Suprema Corte para reclamar que la nueva alcaldía invadía parte de su territorio. El conflicto sigue pendiente de dirimirse y, de hecho, en la zona limítrofe entre ambos estados los pobladores de algunas comunidades tienen identificaciones oficiales de una u otra entidad y reciben servicios de una o ambas.

 

Históricamente, el problema lleva ya más de un siglo y data desde los tiempos de Porfirio Díaz, cuando en 1902 firmó el decreto para la creación del entonces Territorio de Quintana Roo, cuyo límite quedó fijo en un sitio que, pese a que una comisión interestatal determinó su ubicación mediante triangulación en 1992, cada estado pone en una coordenada distinta en sus constituciones.

 

Así, mientras la Constitución de Quintana Roo la fija en los 19 grados, 39 minutos, 07 segundos de latitud norte y 89 grados, 24 minutos, 52 segundos de longitud oeste de Greenwich, la Carta Magna yucateca la coloca en los 19 grados, 18 minutos, 27 segundos, latitud norte y 89 grados, 8 minutos, 52 segundos longitud oeste. Como resultado de ello, la frontera entre ambos estados no coincide y se solapa en algunos lugares, lo que da lugar a confusiones y problemas jurisdiccionales.

 

“Nosotros vamos seguir en el proceso jurídico que nos corresponde como estado, vamos a dejar que siga con todos los procesos jurídicos que tiene que llevar”, añadió el gobernador.

 

Quizá te interese: Chetumal, frontera ‘especial’