‘Cree’ AMLO en Mara

92

Fiel a su estilo, el presidente López Obrador evitó hablar sobre hechos concretos en la administración municipal de Benito Juárez.

 

Por: SERGIO GUZMÁN

 

CANCÚN, Q. ROO.- Con ese estilo que lo caracteriza, el presidente Andrés Manuel López Obrador le dio la vuelta a hechos concretos y documentados periodísticamente sobre malos manejos en la administración municipal de Benito Juárez.

 

Cuestionado por Luces del Siglo en su conferencia de prensa de ayer, el jefe del Ejecutivo evitó dar respuesta directa sobre prácticas ilegales que se han cometido en el gobierno encabezado por Mara Lezama Espinosa, y su disposición a encubrir otros casos ocurridos en la administración anterior del verdecologista Remberto Estrada Barba.

 

“Ese es otro asunto también interesantísimo”, fueron las primeras palabras de López Obrador al momento de iniciar la respuesta al reportero este medio, Agustín Ambriz.

 

“Fíjese que yo tengo una opinión distinta, pero eso es la democracia, ¿no? No podemos todos pensar de la misma manera”, añadió el mandatario mexicano, dejando en claro que lo suyo es simplemente un juicio personal, sin tomar en cuenta ningún dato.

 

Enseguida, dijo “para mí Mara Lezama es una muy buena presidenta municipal, fíjese lo que son las cosas”, esbozando una leve sonrisa.

 

Luego, soltó la frase que confirmó que de su parte es simplemente un acto de fe, sin tener información a la mano.

 

“Creo que está haciendo un buen gobierno, pero ese es mi punto de vista”, y así cerró el tema, por ahora, de lo lejos que está de llegar la Cuarta Transformación a este municipio.

 

 

DESINFORMADO

 

Los asesores del presidente no le han hecho llegar información documentada y publicada en estas páginas acerca de prácticas ilegales que han quedado al descubierto, como la exhumación ilegal de 539 cuerpos para revender las tumbas en el Panteón Municipal Los Olivos en el gobierno de Estrada Barba, que después trató de tapar la actual administración, y que de hecho no ha deslindado responsabilidades.

 

Tampoco que la alcaldesa ha impedido se transparente el despojo masivo de casas de interés social del Infonavit, que en común acuerdo con la anterior administración selló la arbitrariedad.

 

El presidente no sabe, por ejemplo, que el gobierno de Mara guarda silencio y oculta información sobre el cobro de cheques correspondientes a liquidaciones de ex trabajadores del Ayuntamiento, quienes sufrieron falsificación de identidad para que otras personas se quedaran con ese dinero. Tal es el caso de Juan Gabriel Villamil Mingo, quien tiene en tribunales el asunto para cobrar los 400 mil pesos de su liquidación, entregados a un tercero que se hizo pasar por él.

 

A ello se suma la ilegal designación del actual tesorero municipal, Marcelo José Guzmán, quien no cumple con el requisito de ser mexicano por nacimiento; y la de Antonio Fonseca al frente de la Dirección de Protección Civil, quien usurpa la profesión de licenciado, sin serlo, y firma documentos oficiales en esa calidad.

 

Y en un evidente caso de nepotismo, Lezama Espinosa avaló como director de Desarrollo Urbano a Heyden Cebada Ramírez, padre del síndico municipal, Heyden Cebad Rivas, quienes son dueños de una empresa constructora y una notaría.

 

Tras la declaración de López Obrador en la mañanera, Lezama Espinosa echó a andar la maquinaria de marketing político con un ejército de “bots” en Redes Sociales para sacarle jugo a lo que ella interpretó como un espaldarazo del presidente.

 

Quizá te interese: Nepotismo, en gobierno de Lezama