Huyen por miedo; aquí les dan cobijo

72

Los migrantes y refugiados reciben comida, ropa, terapias y cursos en Nuevo Corazón Villa de la Paz.

 

 

Por: VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Si bien las cifras oficiales revelan una tendencia de captación constante hacia los extranjeros que solicitan asilo en México, la situación de las personas indocumentadas resulta ser complicada debido a su estatus en el país.

 

No obstante, diversas organizaciones como la asociación Nuevo Corazón Villa de la Paz, brinda el apoyo necesario para asegurar un sustento y una estancia digna a los refugiados y migrantes.

 

Ubicada en el centro de Cancún, la Asociación Civil ofrece comida, cortes de cabello, cambios de ropa, cursos, terapias e incluso seguimiento de trámites para trabajar, tanto a extranjeros como a personas en situación de calle, para poder incorporarlos a la sociedad.

 

Dirigida por Juan Carlos Buz y administrada por Omar Pérez, esta asociación diariamente recibe entre 40 y 60 personas, quienes van en busca de cualquiera de las actividades que se ofrecen; únicamente deben aceptar el reglamento del sitio para recibir la ayuda que necesitan.

 

“Hemos tenido gente de diferentes países como Colombia, Venezuela, Perú, Canadá, Estados Unidos y hasta de Europa, que por X o Y razón llegaron a Cancún”, comentó Omar.

 

Añadió que entre las razones para huir por parte de los extranjeros, destacan la inseguridad, amenazas de muerte y problemas con el narcotráfico, especialmente si proceden de Centro y Sudamérica.

 

La permanencia de las personas que son atendidas es completamente voluntaria; sin embargo, existe un límite de 75 minutos de estadía, motivo por el cual no está permitido quedarse a dormir; el tiempo puede extenderse hasta por dos horas en caso de optar por tomar una ducha o cortarse el cabello.

 

Entre las actividades ofrecidas hay cursos de inglés y computación, proyección de películas y terapias, tanto psicológicas como espirituales; en todas ellas participan diferentes grupos sociales, desde estudiantes y voluntarios hasta integrantes de la prelatura Cancún-Chetumal.

 

También se realizan trámites de documentación para facilitar la obtención de un empleo que permita a las personas que acuden poder mantenerse y procurarse por su cuenta.

 

El seguimiento suele ser gratuito, sin embargo, de acuerdo con la situación de la persona, suele pedirse que se cubra el costo por su cuenta.

 

Nuevo Corazón Villa de la Paz da cuenta de hasta un 30 por ciento de personas que ya no regresan con ellos por diferentes motivos, sin embargo, suelen tener contacto con aquellos casos de éxito que logran establecerse satisfactoriamente, a quienes suelen pedir que compartan su historia con el resto a manera de motivación.

 

Quizá te interese: Alzan la mano para trabajar en el tren