Migrantes no son amenaza.- ONU

212

Señala ACNUR que críticas contra indocumentados son perjudiciales

 

GINEBRA.- La Organización de las Naciones Unidas criticó el discurso antimigrante de varios países, entre ellos Estados Unidos.

 

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, señaló que es perjudicial describir a los migrantes y refugiados como amenazas para el empleo y la seguridad en los países receptores.

 

“En Estados Unidos, igual que en Europa y en otras partes del mundo, estamos siendo testigos de una identificación de los refugiados –y también de los migrantes– como gente que viene a quitarnos el trabajo y amenazar nuestra seguridad, nuestros valores”, apuntó Grandi. “Y quiero decirle al Gobierno de Estados Unidos, al Presidente, pero también a los líderes de todo el mundo: Esto es perjudicial”, añadió.

 

Las afirmaciones tuvieron lugar después de que el Presidente estadounidense retomara su retórica antimigrante en su mitin del martes en Florida, con el que dio el pistolazo de salida a sus esfuerzos para ser reelegido como Presidente en 2020. Asimismo, Grandi defendió que los centroamericanos tienen derecho de solicitar asilo en Estados Unidos.

 

La mayoría de ellos huye de su país por la violencia. El funcionario afirmó que este país debería brindar a esas personas una audiencia justa y no separar a los niños de sus padres, y agregó que su agencia está dispuesta a ayudar a las autoridades a enfrentar el desafío migratorio.

 

Con 254 mil solicitudes de asilo presentadas en 2018, Estados Unidos es el mayor receptor de solicitudes del mundo, según el informe.

 

Pero Grandi dijo que tiene un gran atraso de 800 mil casos por procesar y que su agencia también estaba ayudando a México a fortalecer su capacidad para manejar a los solicitantes de asilo.

 

Por otro lado, ACNUR presentó su informe anual de Tendencias Globales, en el que destacó que 70.8 millones de personas se vieron obligadas a dejar sus casas hasta finales del año pasado, la mayor cifra desde registrada desde la Segunda Guerra Mundial.

 

En este contexto, los venezolanos encabezaron por primera vez en 2018 la lista mundial de nuevos solicitantes de asilo. Las 341 mil 800 personas del país sudamericano que el año pasado pidieron protección internacional superaron en número –con gran diferencia– a afganos y sirios, los siguientes en esa clasificación y procedentes de países en conflicto.

 

En junio de este año, la ONU informó que 4 millones de venezolanos habían huido del país. Esta cifra supone un aumento respecto a los 3 millones que se reportaron en 2018. La mayoría empezó a salir del país desde 2015, cuando se aceleró el deterioro político y económico.

 

La agencia calificó la situación como el mayor éxodo de la historia reciente en América del Sur.