Perseguidos, vienen a México para salvar sus vidas

66

Por la llamada “Austeridad Republicana”, a la Comar, cuyo titular es Andrés Ramírez, se le redujo 19.1 por ciento el presupuesto ejercido en 2018, que fue de 25.7 millones de pesos.

 

Por: STAFF / LUCES DEL SIGLO

 CANCÚN, Q.ROO.- Para cumplir con los diversos tratados internacionales firmados por México y para acatar la legislación nacional, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) da cuenta del apoyo ofrecido a quienes requieren asilo.

 

Expone que quienes eligen a México como lugar de destino y solicitan la condición de refugiado, quedan registrados bajo un estatus que se determina por la nacionalidad, sexo, grupos de edad y, principalmente, por los motivos declarados para solicitar el refugio.

 

La información estadística incluye a las personas que declararon haber sufrido abusos a sus derechos humanos, tales como el derecho a la vida, a la integridad personal, a la libertad de expresión, a un justo proceso o por tratos crueles o tortura.

 

Decenas de potenciales refugiados declararon que el motivo para huir de su país fue por conflictos armados que pusieron en riesgo su vida, su libertad o su seguridad; también por amenazas, extorsión, intento de reclutamiento o por haber sido testigo de algún acto violento que pone en riesgo su vida.

 

De acuerdo con el último Boletín Estadístico (2018) entregado por la Comar, la preferencia sexual también ha sido motivo para huir de su país, debido a las manifestaciones homofóbicas, discriminación y violencia con las cuales fueron tratados.

 

Algunos de los potenciales refugiados manifestaron su temor a ser perseguidos por sus opiniones políticas o porque su ocupación las asocia con críticas u opiniones a costumbres diferentes a las de su persecutor.

 

Y hay más razones

 

La información registrada incluye a las personas que declararon haber sufrido discriminación por pertenecer o profesar una creencia religiosa determinada o por practicar ceremonias o cultos no aprobados por la o las creencias de su comunidad de residencia.

 

Los refugiados argumentaron que huyeron de su país por haber sufrido violencia doméstica; por haber sido víctimas de secuestro, robo o extorsión por parte de delincuentes comunes.

 

Otros más dijeron haber sido afectados por fenómenos naturales que pusieron en riesgo su vida, su seguridad o subsistencia; las estadísticas también registraron a quienes no pudieron especificar las causas de su huida, pero sí la necesidad de solicitar refugio en México.

 

Quizá te interese: Huyen por miedo; aquí les dan cobijo