Revisarán 550 mil contratos colectivos

85
Image of business partners handshaking over business objects on workplace

 

 

Verónica Gascón.- Estiman que 85% de los pactos laborales son
de protección

 

En el País hay alrededor de 550 mil contratos colectivos de trabajo que se deberán revisar y legitimar en los próximos cuatro años, afirmó Alfredo Domínguez Marrufo, subsecretario del Trabajo.

 

Hay estudios que indican que entre 70 y 85 por ciento de estos contratos son de protección porque no se revisan, expuso el funcionario en entrevista con REFORMA.

 

“El mapeo que tenemos es que, en el ámbito nacional, es en las Juntas Locales de Conciliación donde está una gran cantidad de contratos colectivos depositados; estamos hablando de entre 500 mil a 550 mil expedientes”, dijo Domínguez Marrufo.

 

A raíz de la reforma laboral, añadió, se tiene que emprender una labor de discriminación y validación para encontrar cuáles contratos están vigentes.

 

Por ejemplo, comentó, hay muchos contratos que datan de los años 70 y 80 que son de alguna construcción u obra civil, comercial o industrial. Y cuando concluyó el proyecto, culminó el contrato.

 

“Hay muchos contratos que se llaman de protección y que, si se llegan a revisar, contienen los mínimos (beneficios) de ley y que se firman a espaldas de los trabajadores”, subrayó.

 

Según diversos estudios de investigadores, como el Instituto de Investigaciones Económicas o el CIDE, entre 70 y 85 por ciento de los contratos se presume son de protección pues no se revisan.

 

Los sectores comercio, servicios y construcción son los más susceptibles a este tipo de contratos, consideró.

 

“Los trabajadores, por los bajos niveles educativos, traen un nivel de participación muy bajo y es ahí donde entendemos que hay contratos de protección”, subrayó Domínguez Marrufo.

 

En tanto, en las ramas automotriz, metalmecánica, metalúrgica y minera hay pocos contratos de este tipo.

 

“Estas industrias tienen un sector obrero muy participativo, muy dinámico, con contratos colectivos que están a la vanguardia”, dijo.

 

El sector privado ha externado que la legitimación de los contratos es un procedimiento de difícil cumplimiento. Además de que temen que la libertad sindical signifique que tendrán que negociar con múltiples sindicatos y contratos colectivos.

 

“El sector empresarial estuvo planteando que la legitimación de los contratos podría ser un procedimiento de difícil cumplimiento porque la tradición era que se negociaban los contratos y las mejoras con las dirigencias sindicales y no había necesidad que estos contratos fueran aprobados por la mayoría de los trabajadores.

 

“También lo que dicen es que ahora tendrán un sinnúmero de sindicatos que estarán planteando la firma de contratos colectivos y que van a estar planteando demandas a las empresas. Nosotros hemos insistido en que la multiplicidad de sindicatos no significa la multiplicidad de contratos colectivos”, señaló.

 

Domínguez Marrufo abundó en que el contrato sólo será administrado por el sindicato que tenga la representación de la mayoría de los trabajadores.