Agravó Pemex la crisis de gas

Canceló petrolera proyecto que llevaría el hidrocarburo al sur del País

125

 

 

La decisión de Pemex de cancelar el proyecto de Pajaritos, Veracruz, para llevar gas natural licuado (GNL) al sur del País agravó la situación crítica de suministro en la zona.

 

Este proyecto sería una medida para atender la creciente demanda eléctrica del verano en la región.

 

En diciembre se pospuso la licitación y finalmente se canceló en febrero pasado con la actual Administración. Con ello, Pemex renunció a importar gas con el que cubriría parte de la demanda del sur del País, incluyendo las plantas de CFE.

 

El proyecto comprendía instalar una terminal flotante de regasificación y almacenamiento de gas (FSRU), así como construir 15 kilómetros de ducto.

 

Mex Gas Supply era la filial de Pemex que llevaba la licitación para el proyecto de almacenamiento y regasificación del GNL, la cual entraría en operaciones entre julio y agosto de este año.

 

El volumen de gas era por hasta 600 millones de pies cúbicos diarios que, sumado a la entrada del ducto marino, ayudaría a resolver el problema de la escasez de gas en el sur.

 

Hasta agosto de 2018, al menos 12 empresas habían mostrado interés por convertirse en suministrador de gas licuado de Pemex a lo largo de cinco años.

 

Rodrigo Favela, especialista del sector y socio de la firma HCX, dijo que el suministro de GNL es la solución más próxima para aliviar el problema del sur, pues es inevitable que la Península siga padeciendo apagones. “La solución que yo veo de corto plazo es justamente desarrollar proyectos de gas natural licuado, que finalmente vendrían a complementar la caída de producción de Pemex”, aseguró Favela.

 

En tanto, Erick Salas, especialista en hidrocarburos, comentó que el hecho de haber cancelado la licitación, más el retraso en los trabajos de reconversión de Cempoala, agravaron la situación.

 

“De no haberse cancelado el proyecto no tendríamos la crisis de gas natural que ahorita está en el sureste”, dijo. “Si queremos una alternativa que solucione el problema de manera rápida sería volver a licitar el proyecto de Pajaritos para que llegue el suministro de gas que no se tiene”, agregó.

 

La idea de generar electricidad con diesel, como dijo la Comisión Federal de Electricidad -y para la cual se construye un ducto-, es inverosímil, pues es más costoso y contaminante, afirmó. “Es más caro (el uso de diesel) y no podemos quitar el dedo del renglón de que es una energía mucho más sucia, por otro lado, no hay producción de diesel suficiente para contener la demanda energética”, aseguró.

 

REFORMA solicitó el documento de la cancelación del proyecto de Pajaritos a Pemex sin obtener respuesta hasta el cierre de esta edición.