Arrecian protestas en Honduras

120

 

 

Mónica Redondo.- La tensión llegó a lo más alto en Honduras.

 

Después de una jornada de disturbios y saqueos en la madrugada del miércoles, que dejó dos muertos y 15 heridos, el Gobierno anunció ayer el despliegue de fuerzas militares para mitigar los efectos de protestas contra el Presidente Juan Orlando Hernández.

 

“Lo que detonó toda esta gran jornada de insurrección fue la huelga de la Policía. Los antimotines, los que persiguen y gasean, ésos justamente se han declarado en huelga”, dijo a REFORMA Jaime Atilio Rodríguez, ex presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH).

 

“Pasaron tres carros de policías y nos dijeron: ‘Aprovechen porque la noche es de ustedes’”. Rodríguez añadió que las marchas que se iniciaron en abril contra unos decretos que, según médicos y maestros, privatizaban estos servicios, fue el catalizador que aglutinó el descontento social y al que se unieron también transportistas y taxistas.

 

Sobre el despliegue del Ejército, señaló que la Policía sigue en huelga y, con ello, seguirá la convulsión en las calles y hasta podrían llegar a decretar, según dijo, estado de excepción en Honduras.

 

“Se ha tomado la resolución de instruir el despliegue nacional de las Fuerzas Armadas, Policía, inteligencia y los órganos que dependen del poder ejecutivo para garantizar el derecho a la libertad de (…) libre tránsito pero también la protección a la propiedad privada y a la integridad física”, anunció ayer el Mandatario hondureño.

 

Desde que hace casi dos meses, maestros y médicos se manifestaron contra las medidas legislativas, el discurso se encaminó en exigir la renuncia del Presidente Juan Orlando Hernández, incluso después de que su Administración derogara los polémicos decretos