Nido de víboras

96

LOS PLANES de Andrés Manuel para revivir económicamente al sureste todavía tardarán tiempo en agarrar fuelle, pero al menos ya muestran algunos vientecillos.

 

 

Por: Kukulkán

LOS PLANES de Andrés Manuel para revivir económicamente al sureste todavía tardarán tiempo en agarrar fuelle, pero al menos ya muestran algunos vientecillos. Es así que durante su paso por Tulum y Playa del Carmen, la economía informal tuvo un repunte significativo pues la demanda (y oferta) de recuerditos fue amplia: desde tazas y bolígrafos hasta camisetas y peluchitos.

 

MENCIÓN ESPECIAL merecen estos últimos, no sólo por lo simpáticos sino porque pueden ser un buen regalo tanto para Amlovers como para Amhaters: para los primeros será un buen atrapasueños y para los segundos, una amenazante versión presidencial de Anabelle, sobre todo para varios panistas y priistas que nomás lo ven y sufren.

 

LOS TIANGUIS que son las visitas presidenciales podrán ser objeto de críticas, burlas y hasta estudios sociológicos, pero no se puede negar que se trata de un éxito sincero basado en la popularidad del personaje, algo que ni Peña ni Calderón pudieron alcanzar durante sus mandatos. Por cierto, ¿cuánto ingreso en impuestos deja la derrama económica que generan las giras presidenciales?, ¿Lolita estará atenta?

 

***

 

Y AUNQUE López Obrador es la estrella de las giras, lo interesante en cada lugar que visita es la lista de teloneros locales, que utilizan los reflectores para calibrar su popularidad y mostrar músculo a quien quiera verlo.

 

DE TAL forma, en Solidaridad se dio un particular duelo de simpatías entre la presidenta municipal Laura Beristain y el gobernador Carlos Joaquín, quienes dirimieron en el aplausómetro la medida de sus fuerzas, con ligera ventaja para la alcaldesa, quien no sólo jugaba en su cancha sino que además, dicen las malas lenguas, tuvo apoyo de porras contratadas para la ocasión.

 

SIN EMBARGO, la triunfadora de la tarde fue la chapulinesca Marybel Villegas, quien se llevó de calle la competencia del abucheómetro, en la que arrasó con los oponentes. La senadora aplicó la del Operativo Presencia para dejarse ver por el estado que, en teoría, representa, además de agregar algunos puntitos más a su abultado kilometraje, acumulado merced a sus desplazamientos entre la capital del país y el estado.

 

***

 

QUIEN TAMPOCO dejó ir la oportunidad de alzar la voz, aunque ello implique un pleito familiar, es el alcalde de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, quien aprovechó para quejarse de que ni el estado ni la federación lo apoyan en el combate a la delincuencia, pues, aseguró, le ocultan información.

 

ESTÁ BIEN, las tribunas son para eso y el señalamiento debe servir para alumbrar las esquinas oscuras de cualquier estrategia política o de seguridad que se esté poniendo en práctica. Que en este tema todavía hay mucho hilo por deshebrar, no sólo con la Isla de las Golondrinas, sino también en Cancún, cuya alcaldesa Mara Lezama andaba muy feliz y sonriente en Playa del Carmen, al punto que algunos la confundieron con porrista presidencial.

 

***

 

PERO MÁS allá de las anécdotas alrededor de su visita, Andrés Manuel no sólo vino a refrendar sus promesas de mejores tiempos para todo el sureste mediante proyectos como el Tren Maya y la zona libre para Chetumal, sino que además dio un espaldarazo a Carlos Joaquín, a quien agradeció su proceder durante la pasada elección local del 2 de junio, donde Morena salió como claro triunfador.

 

HABRÁ QUE ver lo que dicen ahora los morenistas locales que se andan quejando de que el Ejecutivo estatal era la mano negra detrás de todas sus desgracias.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 167