Adiós negocio con el sargazo

208

Descartan contratos y licitaciones para sargaceras y barreras

 

SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- Con la aclaración de que el asunto no representa un problema mayor, el gobierno federal anunció por fin un plan de trabajo para hacerle frente al arribo masivo de sargazo en las costas de Quintana Roo.

 

Con la Secretaría de Marina a cargo de la estrategia y 52 millones de pesos a su disposición, más 151 millones entre el estado y los municipios, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador entra de lleno al tema que tanto inquieta a la industria turística en la entidad, y al mismo tiempo cierra la posibilidad de negocio externo en torno al fenómeno ecológico.

 

“Tenemos ya 52 millones de pesos en la Secretaría de Marina, no vamos a comprar sargaceras ni vamos a licitar ni nada por el estilo a empresas que pongan barreras, porque eso no sirve.

 

En la Secretaría de Marina tenemos astilleros, ingenieros navales, ya tenemos un diseño de una sargacera muy parecida a las que están en el mercado. Lógico que si una sargacera afuera vale 15 millones, a nosotros nos puede costar entre 6 y 8 millones de pesos. Vamos a ahorrarnos mucho dinero.

 

“Vamos a tener aproximadamente en un par de meses la primera, y como va a ser en cadena, por bandas, cada mes vamos a ir teniendo una, de manera que estamos estimando que con unas 10 o 12 sargaceras que tengamos, más las barreras que compremos, podemos ir atacando el problema del sargazo, pero ya teniendo un inventario el Estado”, indicó el almirante José Rafael Ojeda, secretario de Marina.

 

Si bien dijo que la extensión de costa afectada por la macroalga es de aproximadamente 995 kilómetros, en realidad no se presenta todos los días ni en todas las playas del estado.

 

“No todo es dinero porque desgraciadamente en el sexenio pasado, no es que porque hablemos del pasado, pero se invirtió mucho dinero, todo era contratos, todo era componendas y no se resolvió el problema.

 

“El Estado va a tener su propio equipo, su propio personal que va a ser de Marina, entonces ya vamos a poderlo afrontar como un problema de Estado y no como un negocio, que era lo que se venía haciendo. Repito: no vamos a contratar absolutamente ninguna empresa ni nada por el estilo”, recalcó Ojeda.

 

El presidente López Obrador reiteró que el tema se resolverá y por ello no tiene por qué magnificarse, como hacen “sus adversarios”.

 

“No hay motivo para preocupación. No es un asunto delicado y mucho menos grave, tiene solución y estamos trabajando”, afirmó el jefe del Ejecutivo federal.

 

“Visiten Quintana Roo, es el paraíso, uno de los estados más bellos del país y uno de los sitios turísticos más importantes del mundo.

 

No me gusta usar la palabra porque es mercantil y utilitaria, pero Cancún es la marca (mexicana) más conocida en el mundo”, añadió.