Nido de víboras

99

EL VERANO del amor busca hacer de las suyas y apuesta por tener más fuerza que la marea de sargazo.

 

 

Por: Kukulkán

EL VERANO del amor busca hacer de las suyas y apuesta por tener más fuerza que la marea de sargazo. Es así que su fiel emisario AMLOVE apuntó sus flechas a los corazones de Laura Beristain y Carlos Joaquín, con el fin de que hicieran las paces y colaboren juntos en bien de la gente.

 

EL AMARRACORAZONES presidencial intentó a la vista de todos conciliar los ánimos entre la alcaldesa de Solidaridad y el gobernador, quienes se hayan distanciados por algunas diferencias de opinión en varios asuntos, entre ellos el modo de manejar la seguridad del municipio.

 

SIN EMBARGO, dudamos que los buenos oficios del tabasqueño surtan efecto más allá de una calma relativa, pues al igual que los trágicos adolescentes de Verona, la brecha que separa a Beristain Navarrete y Joaquín González es profunda, aunque no insalvable.

 

***

 

LO QUE sí quedó claro durante la visita de López Obrador al estado, es que a nivel popular el enamoramiento continúa fuerte y no se anticipa una disminución en la querencia. No por nada hace poco logró el gran sueño de Roberto Carlos: tener un millón de amigos, o más exactamente, el millón de suscriptores en su canal de Youtube, cifra que envidian muchos aspirantes a influencers.

 

ES MÁS, con tal de cuidar lo suyo el presidente amenazó con venir a Quintana Roo cada tres o cuatro meses para recibir el calor de la tropa y ver cómo andan las cosas. Lo que sin duda son buenas noticias no sólo para sus incondicionales, sino también para los ambulantes que vendían a 50 varos las tazas y a 150 pesos las sombrillas con su imagen.

 

ESO SÍ, promete que sus apariciones serán públicas y no llegará a resguardarse a la Quinta Maya en Cozumel, la cual próximamente lucirá el letrerito de “Se vende”. Lo interesante será ver qué rostros de la pasarela política local se aparecen en sus mítines, porque a vista de lo sucedido el domingo y el lunes, casi cualquiera que se apersone en el evento será poco más que anécdota.

 

COMO LE pasó a los legisladores José Luis Pech, Mayuli Martínez, Luis Alegre y Adriana Teissier, entre otros, cuya presencia en Tulum y Playa del Carmen fue meramente testimonial.

 

A MENOS que intenten hacerle como Marybel Villegas, quien se tomó muy literal aquella frase pronunciada por el político español Alfonso Guerra pero apropiada por el colmilludo Fidel Velázquez, de que “el que se mueve no sale en la foto”, por lo que corría para todos lados con tal de aparecer en todas y cada una junto al presidente. Hay que reconocer la habilidad de la camaleónica Villegas Canché para tratar de estar en todas partes al mismo tiempo; de seguir así, le anticipamos un futuro brillante como rostro sonriente si decide alquilarse para animar fiestas, quince años y bautizos.

 

LO QUE no recomendamos es seguir el ejemplo de algunos comunicadores que aprovecharon el reflector de la mañanera presidencial para tratar de ser la noticia ellos mismos. Gritar, armar borlote o recitar el currículo no son materias que se enseñen en las escuelas y facultades de periodismo, y revelan una idea distorsionada de la labor informativa.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 168