Tumba a jefe de CBP polémica migratoria

123

Asegura Trump que centros están mejor que con Obama

REFORMA / STAFF

CLINT.- El comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), John Sanders, anunció en un mensaje interno que renunciará el 5 de julio, en medio de las críticas por el trato de menores migrantes detenidos, según informó The New York Times.

 

La noticia se produjo poco después de que funcionarios de la agencia revelaron que más de 100 niños habían sido devueltos a una estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, un lugar que un grupo de abogados visitó recientemente y donde encontró que cientos de detenidos menores habían sido alojados por semanas sin acceso a duchas, ropa limpia, o suficiente comida.

 

Sanders ha liderado la agencia desde abril, cuando el Presidente Donald Trump eligió al ex comisionado de la CBP, Kevin McAleenan, para reemplazar a Kirstjen Nielsen en la Secretaría de Seguridad Nacional.

 

Un funcionario que confirmó la dimisión bajo condición de anonimato dijo que no estaba claro si la inminente renuncia estaba relacionada con las recientes críticas sobre la gestión de la agencia de una gran afluencia de familias migrantes.

 

El continuo movimiento de niños y la confusión sobre la situación en Clint demostraron la situación cada vez más desorganizada a lo largo de la frontera sur.

 

Durante una visita ordenada por el tribunal a la instalación a principios de este mes, algunos niños dijeron a los abogados de migración que no se les había permitido ducharse en casi un mes y que tenían tanta hambre que les había costado dormir toda la noche.

 

Casi todos los menores entrevistados tienen padres o familiares en Estados Unidos que podrían hacerse cargo de ellos, según los abogados. Estas entregas se procesan a través de los servicios sociales, pero la agencia también asegura que está desbordado y no puede procesar todos los casos a la velocidad que debiera.

 

El reporte de los abogados provocó una importante reacción pública, después de la cual todos menos 30 de los aproximadamente 300 niños que estaban alojados en Clint fueron trasladados a otro lugar.

 

Ayer, un funcionario de la CBP dijo que esos movimientos habían aliviado el hacinamiento en Clint, y permitió el regreso de más de 100 niños allí.

 

Consultado sobre la dimisión, Trump se dijo “muy preocupado” por la situación en los centros de detención, pero dijo que están en mejores condiciones que con su antecesor, Barack Obama.

 

Fuentes de la Administración aseguraron que el lugar de Sanders lo tomará Mark Morgan, el director interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), quien ha apoyado públicamente algunas de las políticas migratorias más agresivas del Presidente

 

También te puede interesar: https://lucesdelsiglo.com/2019/06/25/se-dispara-el-miedo-por-redada-masiva/