Prevalecen filiales opacas en Pemex

97

Reducen empresas pero quedan algunas que llevaron a cabo negocios poco claros

Karla Omaña

 

En la actual Administración, Petróleos Mexicanos (Pemex) modificó la estructura y configuración de sus subsidiarias y filiales, pero aún figuran aquéllas que dieron origen a negocios opacos en el pasado.

 

En 2018, la petrolera contaba con seis subsidiarias y 36 filiales, según el último reporte enviado a la Comisión de Bolsa y Valores de EU (SEC, por sus siglas en inglés). A inicios de esta Administración, PMI Comercio Internacional, área comercial de Pemex, tenía 21 filiales.

 

Ayer, Octavio Romero, director de Pemex, anunció la reducción de 10 filiales de PMI para quedarse con 11.

 

Pero aún conserva ProAgroindustria, Hijos de J. Barreras, III Servicios y Grupo Fertinal, donde se llevaron a cabo negocios opacos como la compra de Fertinal, Agro Nitrogenados y el astillero Hijos de J. Barrera.

 

La filial III Servicios, encargada de la construcción de la Estela de la Luz, proyecto que estuvo en medio de un escándalo de corrupción, fue utilizada en esta Administración para comprar 615 pipas en EU sin licitación. En tanto, PTI Infraestructura de Desarrollo, que se formalizó por el Consejo de Administración de Pemex el pasado 17 de mayo, será la encargada del proyecto de Dos Bocas.

 

La creación de filiales ha sido una práctica común en Pemex. Incluso, en 2016 llegó a contar con 61.

 

“En Pemex empezaron a proliferar otras subdivisiones por razones administrativas, porque eso facilitaba el proceso de toma de decisiones; el objetivo original era bueno pero se trastocó al empezar a utilizar estas empresas para otros fines”, dijo Luis Miguel Labardini, especialista del sector energético.

 

Un ejemplo es Agro Nitrogenados, adquirida a través PMI Comercio Internacional a Altos Hornos de México (AHMSA) en 2013. La aprobación de la operación se hizo desde la filial y el Consejo de Administración de Pemex sólo tomó conocimiento del negocio sin posibilidad de revisarlo.

 

“Para la adquisición de La Planta se constituyó como vehículo de propósito específico la empresa filial Pro Agro Industria, con la participación accionaria de dos filiales del grupo PMI el 18 de diciembre de 2013”, refiere un reporte de la ASF sobre la operación.

 

Fluvio Ruiz, ex consejero independiente de Pemex, expuso que la forma en la que operan las filiales se presta a la opacidad.

 

“Fue un mecanismo de protección de utilidades frente Hacienda que dio lugar a un manejo no muy transparente, que deja la sensación de opacidad (…) no están sujetas al mismo nivel de control que tiene una subsidiaria, fue un mecanismo que se instauró para ampliar los márgenes de maniobra de Pemex y que terminó adquiriendo ciertos grados de opacidad”, aseguró.

 

También te puede interesar: https://lucesdelsiglo.com/2019/06/26/otro-desfalco-a-pemex-en-tiempos-de-lozoya/