Claman solución global al sargazo

45

El gobernador Carlos Joaquín compartió la experiencia del combate al sargazo en el estado, con representantes de países caribeños.

 

Por: MARCO ANTONIO BARRERA

 

CANCÚN, Q. ROO.- El combate al sargazo debe darse mediante una agenda común con visión global pues no se trata de un problema exclusivo del Caribe, aunque esta región debe ser la que encabece la defensa medioambiental y turística de los destinos, consideró June Christine Marie Sooomer.

 

La secretaria general de la Asociación de Estados del Caribe convocó a elaborar un plan de control para combatirlo y evitar que se adopten mecanismos aislados sólo para contener desastres.

 

La nueva estrategia deberá involucrar a la ciencia y tecnología, al turismo, a los sectores productivos y a la población civil con mecanismos de interlocución eficientes para generar un turismo sostenible.

 

Propuso el establecimiento de políticas fiscales e incentivos para hoteleros y la educación a huéspedes para que se conviertan en defensores de los destinos, además de investigación, políticas públicas, usos, aprovechamientos y mejores prácticas.

 

El Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo en el Gran Caribe, efectuado ayer en este destino, reunió a representantes de 25 países y 10 estados asociados, como Antillas, Brasil, Belice, Cuba, Estados Unidos, Isla de Guadalupe, Haití, Jamaica, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Trinidad y Tobago, entre otros.

 

June Christine Marie planteó crear una cultura en torno al sargazo mediante el establecimiento de una nueva agenda que permitirá “aprender de todos”, en la cual la información y participación de los involucrados será fundamental para atacar el problema.

 

En su oportunidad, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, indicó que a todos compete el combate a la macroalga, se requiere un trabajo conjunto e invertir recursos para generar un sistema de predicción y alerta temprana.

 

Recordó que en 2018, la entidad aplicó un modelo de atención integral mediante la limpieza manual y mecanizada de playas y la instalación de 22 kilómetros de barreras marinas frente a los litorales de Benito Juárez, Puerto Morelos, Solidaridad, Tulum y Othón P. Blanco, para el arrastre, contención y flotación del sargazo.

 

Como resultado de las acciones se retiraron más de 522 mil toneladas de sargazo en playas y zonas costeras de siete municipios estatales, en tres fases de operación, con un recurso ejercido de más de 332 millones de pesos.

 

“El siguiente paso y gran reto es la industrialización, que permita aprovechar los grandes volúmenes y reducir los altos costos de contención y remoción”, apuntó el mandatario estatal. PÁG. 6-7A

 

Quizá te interese: Recomienda Ecosur estudiar a fondo el fenómeno