Nido de víboras

86

 

 

Por: Kukulkán

DICEN QUE el que nada debe nada teme, y para poner a prueba la bonita frase, el ex secretario de Energía federal Pedro Joaquín Coldwell se dejó ver en Chetumal durante la Cena del Traje Regional Quintanarroense, un acto público auspiciado por el DIF estatal, al que asistió acompañado de su esposa.

 

LA EXPOSICIÓN del también ex gobernador de Quintana Roo, se contrapone al comportamiento habitual de tantos ex servidores públicos que ponen patitas en polvorosa apenas se sospecha que han incurrido en actos impropios de su investidura; en el caso de Joaquín Coldwell, por lo que tuviera que ver, cuando era funcionario federal en tiempos de Peña Nieto, en torno a la compra de Fertinal, una empresa que ha sido calificada como chatarra y que costó una millonada a Pemex.

 

EL CASO, que pese a lo escandaloso que ya es todavía no termina de estallar del todo, supondría una fuga de ex funcionarios hacia tierras muy lejanas jurídicamente de la justicia mexicana, como en su momento hicieron el líder minero Napoleón Gómez Urrutia en Canadá y otras tantas hermanitas de la caridad de cuyos nombres no queremos acordarnos.

 

NO HA sido así con el cozumeleño, quien hasta el momento se muestra sereno y abierto a lo que venga.

 

***

 

EN TANTO, otro ex gobernador, Mario Villanueva Madrid, aprovechó su cumpleaños 71 para enviar un mensaje a sus seguidores, que en Chetumal todavía son muchos, aunque con especial dedicatoria al presidente Andrés Manuel, en quien dijo depositar su confianza para lograr arraigo domiciliario en virtud de su estado de salud.

 

LA PETICIÓN, de carácter humanitario, parece justa, pero deja ver que en este país todavía creemos que el presidente en turno es algo así como el papa, un enviado de dios en la tierra, el tlatoani supremo, el tatich al mando cuyas palabras son ley pese a que vivimos en un sistema republicano en el que hay instancias y procedimientos según sea el caso.

 

PEDIRLE AL Ejecutivo intervenga en un asunto de carácter judicial es socavar la división de poderes que tanto pedimos en este país. Además, eso de rezarle a San Andrés ya lo intentó antes otro ex mandatario local, Betito Borge, cuyas oraciones al parecer todavía no han sido escuchadas.

 

***

 

Y PARA que vea que de todo hay en esta viña del señor, en el Congreso de la Unión se escuchó la voz de un diputado sinaloense, priista para mayor honra, quien todo serio y propio subió a tribuna para proponer una iniciativa que vendría a revolucionar la vida laboral de la clase Godínez.

 

EL LEGISLADOR de marras propuso se considere permitir el consumo de una o dos chelitas en horas de trabajo, para de esa manera aligerar la carga y alivianar el ambiente en las oficinas, lo que sin duda redundaría en una mayor productividad (de borrachos, quizá).

 

LA CONSIGNA, recibida con incredulidad y entre risas, no tiene mucho futuro. Pero anticipamos que en el muy hipotético caso de que llegara a aprobarse, sería vista por algunos como un logro de la clase trabajadora y formaría parte de las prestaciones laborales de México para el mundo.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N°174