Nido de víboras

102

Por: Kukulcan

¡ES UN pájaro!, ¡es un avión!, ¡no!, es ¡Súpersindicato! Así es, en plena era de héroes estrafalarios como Los Vengadores y la Liga de la Justicia, salta a la palestra un nuevo grupo de campeones al servicio de los trabajadores.

 

SU MISIÓN: defender la dignidad, los intereses laborales y el bienestar humano de sus integrantes, que hasta el momento suman cinco sindicatos en el estado, a saber: Jubilados de Quintana Roo AC, el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Quintana Roo, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, el Frente Nacional de Trabajadores de la Salud de la República Mexicana y el Sindicato de Trabajadores Académicos y Administrativos de la Universidad de Quintana Roo.

 

TODOS ELLOS han prometido unir fuerzas (y mañas) para velar por la justicia y la salvaguarda de los derechos laborales de los trabajadores ante los embates de la Cuarta Transformación, a la que dicen apoyar.

 

MIENTRAS TANTO, en el aire resuena la advertencia que Dos Caras le hizo al mismísimo Batman: o mueres como héroe o vives lo suficiente para ver cómo te conviertes en villano. Dicho lo cual, nos preguntamos: ¿el nuevo Supersindicato se convertirá, andado el tiempo, en el nuevo Eje del Mal del que surgirá una nueva generación de líderes charros?

 

***

 

POR LO pronto, uno de los sindicatos arriba apuntados, el de la Universidad de Quintana Roo (cuyas siglas, Sauqroo, tienen una fonética muy a lo Sauron) enfrenta su propia lucha individual contra su némesis, el rector Ángel Rivero Palomo, al que acusan de querer chamaquearlos tras cancelar de última hora una reunión en la que se formalizaría su institución.

 

EL PLEITO, que viene de tiempo atrás, sólo confirma que las universidades públicas en este país funcionan muy bien como escuela de grillos, pues prácticamente no hay ninguna en cuya historia no se registre algún tipo de conflicto entre académicos, autoridades rectoras y trabajadores de base.

 

CON ESOS ejemplos, resulta extraño que no exista la carrera de líder sindical o la maestría en marchas y plantones.

 

***

 

Y PARA redondear el tema, precisamente la Universidad de Quintana Roo prepara relevo en Rectoría, para la que ya se apuntan los académicos Martín Ramos Díaz y Luis Esparza Aguilar, a quienes se sumó ayer Francisco López Mena, recién renunciadito de la Secretaría de Gobierno, que ha quedado en manos de Arturo Contreras como encargado del changarro.

 

LO CUAL significa que pronto podría haber movimientos en el gabinete de Carlos Joaquín, quien semanas atrás ya había advertido que estaba revisando la hoja de servicios de su equipo y, por lo tanto, podría haber rotaciones en la alineación.

 

ANTE lo cual en Radio Bemba se especulan dos opciones: que la aspiración de López Mena obedece más a una salida digna antes que lo renunciaran, o que el movimiento de fondo es colocar a alguien de confianza al frente de la máxima casa de estudios del estado.

 

ESTA HISTORIA continuará…