Patea Plaza hacia el podio mundial

59

El mexicano quiere continuar con su proceso olímpico.

 

Por: Yarek Gayosso/Agencia Reforma

 

CIUDAD DE MÉXICO.-Brandon Plaza siempre fue hábil con los pies y tuvo que elegir entre el futbol y el taekwondo. Y en el último llegó más lejos al conquistar una medalla de plata en su primer Mundial, en la categoría de menos de 58 kilogramos.

 

A los 5 años comenzó a practicar taekwondo en su natal León, Guanajuato, a la par que jugaba de portero o delantero en un equipo de futbol. Al llegar a cinta negra se decantó por el taekwondo.

 

Le gustaba defender a sus amigos en la primaria y eso le trajo problemas, pues hubo semanas que se la pasó en la dirección. “La hora del recreo la pasaba en la dirección, mis amigos me dejaban de comer algo, me aprendí a defender. Siempre defendía a mis amigos, no me gustaba que trataran mal a mis amigos”, contó el medallista mundial a Grupo REFORMA.

 

Brandon llegó a vivir solo a la Ciudad de México a los 15 años, añoró a su familia y hasta pensó en dejar el taekwondo. El campeonato en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla 2018 le regresó la confianza que había perdido un año antes, cuando no asistió al Mundial de Muju ni a la Universiada. Ahí comenzó su reinvención.

 

Y se presentó al mundo el 16 de mayo, cuando se colgó la plata mundial.

 

Quizá te interese: Habrá otro Nadal vs Kyrgios