Urge ONU combate colectivo a sargazo

106

La ONU reconoce el riesgo ecológico que representa el sargazo a nivel internacional.

 

Por: ISABELLA GONZÁLEZ / AGENCIA REFORMA

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Los océanos no tienen fronteras, por lo que actuar para combatir el sargazo y el cambio climático es una responsabilidad colectiva, afirmó el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres.

 

“Ver el sargazo y su impacto en la gente sólo confirma la urgencia de actuar contra el cambio climático y encontrar soluciones sostenibles para mantener nuestros océanos sanos. Los océanos no tienen fronteras, igual que el clima; es una responsabilidad colectiva actuar ahora”, señaló, luego de realizar un recorrido en Santa Lucía, en el Caribe.

 

“La comunidad internacional debe respaldar estos esfuerzos aportando los recursos públicos y privados necesarios”, añadió.

 

El titular de la Organización de las Naciones Unidas visitó la Bahía Praslin en ese país donde observó los efectos del sargazo y conversó con los pescadores sobre el impacto que el fenómeno esté teniendo en sus comunidades.

 

Guterres aseveró que la situación en Santa Lucía es emblemática de un problema que impacta a las comunidades en el Caribe, pues el sargazo genera pestilencia, mata la vegetación y los animales marinos, y altera las actividades costeras como la pesca y el turismo.

 

Además, representa un riesgo para la salud ya que cuando las algas del sargazo se descomponen diseminan bacterias.

 

“Me impresionó mucho el panorama. El cambio climático es una de las causas, junto con la contaminación marina y los fosfatos que llegan al mar a través de los ríos”, indicó.

 

El viaje de Guterres a Santa Lucía se produce dos meses antes de la Cumbre del Clima a la que ha convocado a los líderes mundiales con planes concretos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45 por ciento durante la próxima década, y llegar a cero emisiones en 2050.

 

‘LA MANCHA MÁS GRANDE’

 

La mancha más grande de sargazo es tan abundante que se extiende desde el oeste de África hasta el Golfo de México, revela un estudio publicado en la revista científica “Science”.

 

El llamado “Gran Cinturón de Sargassum del Atlántico” se registró el año pasado mediante observaciones satelitales de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

 

La concentración fue tan alta que pesó más de 20 millones de toneladas, equivalentes a más de 200 aviones completamente cargados, apunta un comunicado de la Universidad del Sur de Florida (USF), institución que lideró la investigación.

 

Parte de la mancha terminó en las costas del Caribe, el Golfo de México y la costa Este de Florida.

 

Quizá te interese: Pelea Morena su pluri extra