¿Qué pasará con la ciencia y tecnología?

153

Separar haberes públicos y el cuidado del bien común de los intereses privados: Conacyt.

 

 

Yvette Hesse

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

Se acabó el paso directo de fondos del Conacyt a empresas privadas. Así de tajante lo comentó la nueva titular de un organismo tan importante y tan manoseado en sexenios anteriores. ¿Alguien se imaginaba que casi la mitad del presupuesto −unos 35 mil millones de pesos− se entregaba a la iniciativa privada y no a científicos, investigadores y estudiantes? Si la cifra no les escandalizó, muy probablemente es por pensar que el asunto servía de algo, que los rankings de México en el mundo eran altísimos gracias a ese mecanismo de dar dinero público a privados, pero… por supuesto que no…

 

 

LA MITAD DEL PRESUPUESTO DEL CONACYT A EMPRESAS PRIVADAS

Varios científicos se convirtieron en empresarios, o al revés. ¿Cómo sucedió? Con el pretexto de invertir en ciencia y tecnología, se fueron destinando millones y millones del presupuesto del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) hacia entes privados. Claro, eso no estaría tan mal si al final se recibieran beneficios públicos, pero no, esos fondos de inversión no estaban articulados, de manera que la capacidad del conocimiento, la solución y los resultados se quedaban con particulares; es decir, se hacía el proyecto y luego esa tecnología se quedaba en la empresa privada para su propio usufructo y no del país. Un regaladero de dinero público pues…

 

LOS PROYECTOS SE REPETÍAN HASTA 20 VECES

¿Cómo reaccionaron quienes perdían la exclusividad de privilegios? Claro, como es de esperarse. Acusando de todo y por todo a quien llegaba a poner orden y vaya que aguantó cada golpeteo… En una entrevista que le realizó el periódico La Jornada, la titular del organismo, Elena Álvarez-Buylla nos da una idea  de lo que encontró y de la línea de trabajo que seguirá. Además de la millonada para empresas, constató una pulverización de fondos, de duplicidad: un mismo proyecto se repetía hasta 20 veces. También halló desvíos a cuestiones que no tienen que ver con ciencia y tecnología, como mejoras en oficinas e innumerable personal administrativo. Por ejemplo, se gastaban más de 350 millones de pesos sólo en el pago de consultorías y servicios.

 

SE PERDIÓ EL APOYO A CENTROS DE INVESTIGACIÓN

En los pasados tres sexenios se fue perdiendo el apoyo para la ciencia realizada en los centros de investigación y en las universidades públicas. Justo por ello, Álvarez-Buylla anuncia un cambio total de rumbo: “necesitamos apoyar la ciencia de frontera, por lo que se debe invertir la balanza. En vez de estar transfiriendo tantos recursos a entidades privadas, vamos a apoyar la ciencia de frontera pública”. En un primer eje de trabajo, anunció una inversión de casi 800 millones de pesos para el financiamiento a proyectos de ciencia básica, que representa cuatro veces más lo invertido en 2017 y 2018.

 

ARTICULAR CUERPOS ACADÉMICOS Y TECNOLÓGICOS

Otro eje son los Programas Nacionales Estratégicos, en los que se abordarán temas como salud, inseguridad, violencia, agua, soberanía alimentaria, basura y toxicidades, entre otros; lo que se busca es articular cuerpos académicos y tecnológicos para que de forma más eficiente y eficaz, es decir, con menos dinero y más rápido, se puedan atender problemas nacionales centrales.

Otro eje es el del cambio tecnológico con el sector productivo, pero no haciendo transferencias líquidas, hay diversas formas de vinculación; también  buscará fortalecer a las comunidades científicas.

 

¿HACIA DÓNDE SE ENFOCARÁ LA ÉLITE CIENTÍFICA?

Desde hace muchísimo tiempo la ciencia no ha sido prioridad en nuestro país. Por el contexto que ha vivido y por sus palabras, parece que la titular del Conacyt hará todo lo que esté en su capacidad para fomentar la ciencia y la comunicación científica, o sea, que no se trate sólo de élites, sino de generar espacios permanentes en todo el país, donde se haga esta apropiación social de la ciencia.

Está plenamente consciente de los graves desafíos que enfrenta la ciencia y la tecnología en nuestro país: “somos una élite muy privilegiada y debemos definir si estamos o no dispuestos a trabajar por el pueblo de México, por la reconstrucción del país, por nuestros hijos y nietos, por el cambio climático y por todo lo que podemos aportar al mundo”…

 

Y… ¿POR QUÉ CREERLE A LA TITULAR DEL CONACYT?

Sólo de conocer la trayectoria de Elena Álvarez-Buylla se puede inferir que sabe de lo que habla. Se trata de una experta en genética molecular con relevantes aportaciones en el estudio de la ecología evolutiva del desarrollo y además obtuvo el Premio Nacional de Ciencias 2017, en el campo de Físico-Matemáticas y Naturales. Se trata, en suma, de un personaje importantísimo en el mundo de la ciencia…

Ya en las entrañas del Conacyt, esta científica mexicana constató con pruebas en mano la transferencia de recursos públicos a empresas privadas, los inmensos privilegios de unos cuantos: becas, viajes al extranjero, viáticos ilimitados; mientras que la gran mayoría de los investigadores sufrían enormes carencias… Aunque a algunos no les guste, urgía pues una reingeniería profunda…

 

*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q. Roo, revista de negocios y política.

 

Quizá te interese: Jamal Khashoggi era mi prometido