Caen detenciones 28%

98

Señalan expertos, sin embargo, que la baja es normal para el mes de junio

JOSÉ DÍAZ BRISEÑO 

 

WASHINGTON.- Las diversas estrategias de control migratorio del Gobierno mexicano parecen estar siendo efectivas.

 

El número de arrestos de migrantes irregulares y personas declaradas inadmisibles en la frontera sur de Estados Unidos durante junio cayó 28 por ciento respecto a mayo, de acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés) de este país dados a conocer ayer.

 

Con ello, la cifra de detenciones de indocumentados y de inadmisibles en esa zona se redujo de 144 mil 278 en mayo a 104 mil 344 en junio.

 

“(Nuestras) iniciativas están teniendo un impacto. Sin embargo, esto todavía es una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza”, aseguró el Departamento en un comunicado, en el que no ofreció detalles más desglosados sobre los datos de arrestos de junio.

 

Sin embargo, expertos sostienen que la cifra actual es ligeramente superior a la caída promedio de 20 por ciento que ocurre entre mayo y junio desde hace al menos dos décadas, y enfatizan, además, que estas bajas en las detenciones se deben más al clima caluroso.

 

“Parte de la disuasión (de más cruces), ya sea por el control de México o por el trato inhumano de la Patrulla Fronteriza con los inmigrantes, puede haber influenciado los datos de la frontera en junio, pero solamente de manera muy modesta. El factor más importante fue, por mucho, el clima”, afirmó David Bier del Instituto Cato, un centro de pensamiento libertario.

 

No obstante, aún con la caída respecto a mayo, el dato de los arrestos en junio pasado sigue siendo el número mensual más alto desde 2009. Las cifras mensuales de detenciones fronterizas se han convertido en el parámetro bajo el cual el Presidente Donald Trump mide el éxito de las labores de su Gobierno para combatir la migración, luego del incremento en la llegada de centroamericanos, según EFE.

 

Sin ofrecer una evaluación detallada de los esfuerzos del Gobierno mexicano, el DHS reconoció que ha notado un incremento en los arrestos de migrantes por parte de la Administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la frontera con Guatemala.

 

“Desde que la Administración (Trump) alcanzó un nuevo acuerdo con México (el 7 de junio) hemos visto un incremento sustancial en el total de intercepciones (de migrantes) en la frontera sur mexicana”, señaló la dependencia.

 

La semana pasada, el Gobierno mexicano dio a conocer que las deportaciones de migrantes desde el País habían crecido un 33 por ciento durante junio respecto al mes anterior. De acuerdo con el Canciller Marcelo Ebrard, ambos Gobiernos acordaron revisar el 22 de julio las cifras de cruces irregulares en la frontera con Estados Unidos para examinar si se necesitan tomar acciones adicionales para contener la migración más allá de las anunciadas el 7 de junio.

 

En una declaración conjunta ese día, México refrendó que enviaría 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala y el Gobierno de Donald Trump aseguró que permitiría la expansión de su programa de devolución de solicitantes de asilo de terceros países desde Estados Unidos a territorio mexicano.

 

Tal como informó Grupo REFORMA a finales de junio, el programa de devolución de solicitantes de asilo de terceros países de EU a México (conocido como “Quédate en México”) fue extendido ayer al puerto fronterizo de Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

 

Ante la inseguridad en dicha zona, diversas organizaciones no gubernamentales han condenado la expansión de ese programa.

 

También te puede interesar:  https://lucesdelsiglo.com/2019/07/08/reanuda-oposicion-dialogo-con-maduro/