Protegen santuario animal: es referente en la zona sur

79

Cientos de especies nativas de aves, mamíferos y reptiles de la región son protegidas.

 

Por: Angela Méndez/Agencia Reforma

 

PALENQUE, CHIS.- Las 35 hectáreas de un antiguo potrero, en plena región maya de Chiapas, se han convertido en un santuario para cientos de especies nativas de aves, mamíferos, reptiles y anfibios que aspira a convertirse en un referente de conservación ecológica de la zona.

 

Se trata del Ecoparque Aluxes, en Palenque, cuya labor ambiental se ha aparejado con su consolidación como atractivo ecoturístico, a ocho años de su apertura al público, en 2011, a partir de los cuales ha presumido diversos logros, como la reintroducción de 104 guacamayas.

 

El parque solía ser un potrero, como son actualmente los predios que lo circundan, por lo que el proceso de reforestación, que inició en 2004, exigió gran esfuerzo de un equipo de especialistas encabezado por la actual directora, María de Lourdes Silva.

 

“Una de las estrategias dentro del proceso de deforestación fue la plantación de especies de rápido crecimiento o especies secundarias, árboles o arbustos que nos dieran rápidamente frutos, de tal forma que atrajeramos rápidamente polinizadores”.

 

La especialista dijo que actualmente, el parque acoge especies rescatadas o recuperadas de condiciones de cautiverio o venta ilegal, lo que incluye felinos, como jaguares y ocelotes; además de las guacamayas, 154 especies más, como tucanes, flamingos, patos silvestres y reptiles como tortugas y cocodrilos. También, 264 especies de mariposas.

 

“Apenas un biólogo hizo un estudio de anfibios y encontró especies muy interesantes, como salamandras y diferentes especies de ranas y eso creemos que se debe al cuidado, entre lo que incluimos el no uso de agroquímicos”.

 

El parque recibe visitantes los 365 días del año, de 9:00 a 18:00 horas, e incluye un recorrido de alrededor de una hora y media, lo que incluye experiencias como la alimentación de cocodrilos e interacción con otros reptiles, así como la observación de cientos de especies endémicas, como las guacamayas y los monos saraguatos, entre otras especies.

 

Quizá te interese: Rechazan hoteles nuevo cobro online