Suman triunfo despojados del Maioris

32

El Juzgado Cuarto de Distrito ordenó cancelar la escritura pública 5854, inscrita ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Tras casi cinco años de litigio en tribunales, las víctimas del despojo de 23 departamentos del Maioris Tower en Puerto Cancún sumaron otro triunfo jurídico dentro de este conflicto del que han asomado más delitos, entre ellos,  falsificación de documentos oficiales, doble identidad y fraude cometidos por parte de los presuntos propietarios de los inmuebles.

 

Al resolver el juicio ordinario mercantil número 299/2015, promovido por Desarrollos Mallorca S.R.L. de C.V. contra Aldo Francisco Reséndiz Martínez (“propietario”), el Juzgado Cuarto de Distrito ordenó en mayo pasado cancelar la escritura pública 5854, inscrita ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio con el folio electrónico 928820, correspondiente al departamento 73, localizado en el piso 17, del lote 1-02, manzana 27 del Maioris Tower.

 

La sentencia del juzgado federal confirmó la comisión de ilegalidades cometidas por Reséndiz Martínez para apoderarse de este departamento en complicidad con la ahora ex notaria pública Yolanda Solís Olveres quien se prestó para consumar los despojos, de los cuales hasta el momento van recuperados cinco.

 

Por lo mismo, ordenó también a Reséndiz Martínez a entregar de manera voluntaria el inmueble, sin embargo, éste ganó tiempo al promover un nuevo amparo a través de un tercer interesado de nombre Peter Michel Orlos Ruiz, quien alegó rentar el departamento y que la orden de desalojo violaba sus derechos porque no fue notificado personalmente.

 

Este amparo deberá resolverse en los próximos días por mero trámite, ya que el juez federal no dará marcha atrás a la cancelación de la escritura pública ni a la restitución del departamento a favor de sus verdaderos propietarios.

 

El papel que desempeñó Solís Olveres en esta serie de despojos, fue motivo de una queja administrativa ante la subsecretaría de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno de Quintana Roo, bajo el número SEGOB/SAJ/07/III/2017, la cual resolvió que la ex notaria entregó 14 escrituras públicas en 2011, las cuales firmó ostentando una investidura que oficialmente no ejercía.

 

De acuerdo al dictamen de resolución, la fedataria otorgó escrituras públicas con un nombramiento de suplencia cuando tenía el cargo de titular, “sin que haya justificado ni razonado su proceder”.

 

 

Además, sin cuidar los tiempos de su actuación y por utilizar sellos distintos en tiempo distintos, simuló haberlos usado en la misma fecha del año 2011. Lo anterior, “sin justificar los motivos que la impulsaron para autorizar los actos consignados”, en perjuicio de los dueños legítimos.

 

La ilegalidad consistió en que las escrituras contenían sellos de 2011, cuando el cargo que dijo ostentar lo desempeñó a partir de 2014.

 

El dictamen del juicio administrativo determinó que Solís Olveres no se condujo “con probidad ni profesionalismo, lo que provoca inseguridad jurídica respecto a las escrituras públicas en que intervino”.

 

Ante la falta de probidad u honradez se le sancionó con el cese del cargo, aunque la pena no pudo ser aplicada porque se adelantó a renunciar.

 

Yolanda Solís recibió la Patente de Notario Público el 1 de abril de 1993, durante el mandato del entonces gobernador Miguel Borge Martín, y entregó su renuncia el 2 de diciembre de 2013 para fungir como suplente a partir del 17 de febrero de 2014 al 15 de agosto de 2017.