Suspenden, por ahora, orden contra Lozoya

70

Un juez federal suspendió de manera provisional la nueva orden de aprehensión que fue librada contra Emilio Lozoya.

 

Por: Abel Barajas/Agencia Reforma

 

CIUDAD DE MÉXICO 10-Jul-2019 .-Un juez federal suspendió de manera provisional la nueva orden de aprehensión que fue librada contra Emilio Lozoya, por la casa que compró su esposa Marielle Helene Eckes en Ixtapa, a través de un abogado de Altos Hornos de México (AHMSA).

Erik Zabalgoitia Novales, Juez Décimo Cuarto de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, concedió al ex director de Pemex la suspensión provisional contra el mandato de captura librado el pasado 4 de julio, según los listados judiciales.

El impartidor de justicia acordó que el próximo 16 de julio, ya con el informe justificado que rinda la Fiscalía General de la República sobre la orden de captura, determinará si concede o no la suspensión definitiva contra dicho acto de autoridad.

De momento, Zabalgoitia tiene programado celebrar la audiencia constitucional del amparo el próximo 31 de julio, lo que implica que, una vez cumplido este trámite, estará en posibilidad de dictar una sentencia sobre el contenido de la investigación y la aprehensión.

Por este caso también son prófugas de la justicia la esposa de Lozoya, también Gilda Susana Lozoya y Gilda Margarita Austin, hermana y madre del ex funcionario, respectivamente, además de Nelly Maritza Aguilera Concha, quien vendió la casa de Ixtapa.

Las familiares de Lozoya por ahora no han presentado una demanda de amparo contra dicha aprehensión que fue girada por un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, lugar de donde salió la primera captura contra el ex director de Pemex por lavado, el pasado 25 de mayo.

Marielle Helene Eckes compró en julio de 2013 una casa de 3 mil 578 metros cuadrados en el exclusivo condominio Quinta Mar de Ixtapa en 1.9 millones de dólares.

Esta operación, en representación de la esposa de Lozoya, la llevó a cabo el abogado Juan Carlos Quintana, quien en ese momento estaba contratado como secretario de los comités de auditoría y de prácticas societarias de AHMSA, un cargo externo a la empresa.

A partir de este hecho, la Fiscalía General de la República presume que la compra del inmueble podría tratarse de un soborno, ya que en julio del mismo año una filial de Pemex avaló la compra de la planta chatarra de Agro Nitrogenados a AHMSA.

 

Quizá te interese: Detienen a abogado Juan Collado por lavado