Exige ONU a Ortega liberar a opositores

85

Alerta por torturas a aprehendidos; pide indagar casos y vuelta al diálogo

REFORMA / STAFF

GINEBRA.- La ONU cerró todavía más el cerco sobre Nicaragua. La Alta Comisionada adjunta de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Kate Gilmore, demandó ayer la liberación de todas las personas que fueron detenidas en el marco de las protestas contra el Gobierno del Presidente Daniel Ortega.

 

“Instamos a la liberación de todas las personas detenidas arbitrariamente por su participación en las protestas o por expresar sus opiniones disidentes o críticas, incluidas las que se encuentran bajo medidas alternativas al encarcelamiento”, indicó Gilmore.

 

En un acto realizado en el Palacio de Naciones, sede del Consejo de Derechos Humanos, exigió que se lleven a cabo investigaciones inmediatas e imparciales sobre las denuncias de tortura y los hechos violentos bajo custodia.

 

A pesar de que el organismo subrayó la liberación de 442 personas desde febrero, de las cuales 106 fueron puestas en libertad bajo la Ley de Amnistía, añadió que la Oposición sostiene que 80 todavía permanecen bajo custodia.

 

Por su parte, el Ejecutivo afirma que todos los presos fueron puestos en libertad. En este contexto, Gilmore denunció que recibió denuncias de que algunos de los detenidos fueron sometidos a torturas o malos tratos por parte de las autoridades policiales.

 

“La Ley de Amnistía contiene ambigüedades que pueden beneficiar a los autores de violaciones de derechos humanos cometidas durante las protestas. No garantiza el derecho de las víctimas a la verdad”, indicó la Alta Comisionada adjunta.

 

Las condenas tuvieron lugar más de un año después del inicio de las marchas contra Ortega, en abril del año pasado, que provocaron la muerte de 300 personas, 2 mil heridos, y cerca de 70 mil que huyeron del país por las violaciones de los derechos humanos. Muchas de estas violaciones siguen sin resolverse en la actualidad, según la ONU.

 

En su discurso, Gilmore subrayó que las protestas pacíficas y los movimientos opositores continúan siendo reprimidos por el Gobierno. “Los defensores de los derechos humanos y los líderes comunitarios continúen siendo blanco de ataques, amenazas, hostigamiento y vigilancia constante”, explicó, y añadió que algunas de las personas liberadas fueron acosadas por la Policía.

 

Asimismo, alertó de las violaciones al derecho de la libertad de expresión, que afecta a los principales medios de comunicación del país y a los periodistas. En este contexto, dos comunicadores fueron detenidos durante más de cinco meses bajo cargos de terrorismo y liberados el 11 de junio.

 

Según fuentes no gubernamentales, a partir del 28 de junio, más de 100 periodistas habrían salido de Nicaragua.

 

Para finalizar, Gilmore pidió a las autoridades que participen en un diálogo inclusivo con la Oposición, después de que las negociaciones quedaran estancados desde abril de este año.

 

“Pedimos al Gobierno que respete el acuerdo para permitir el ejercicio de las libertades de reunión, expresión y asociación, así como sancionar cualquier ataque contra defensores de los derechos humanos, líderes comunitarios, opositores políticos y periodistas”, sentenció.

 

También te puede interesar:  https://lucesdelsiglo.com/2019/07/10/elevan-tono-eu-y-gb-por-filtraciones/