Sufren moto taxistas competencia desleal

120

* Choferes discapacitados cada vez tienen menos pasaje y sus ganancias disminuyen.

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Moto taxistas con discapacidad enfrentan riesgo de desaparecer. El pasaje cada vez es menos al igual que el sustento económico que llevan a casa, ante la apatía creciente de autoridades que los tienen contra la pared.

Por “supervivencia” combatirán la intromisión de rutas de la misma manera que otros lo hacen, pues sindicatos y choferes de siete organizaciones ingresan al territorio donde laboran hace cinco años, “sin que pase nada”. Hacen base en la Multiplaza de Villas del Mar.

Los choferes con discapacidad han sido respetuosos de la Ley y son ejemplo a seguir en el modelo de regularización que pretende impulsar el Instituto de Movilidad de la Zona Norte del Estado. Realizan un trabajo digno que les resuelve una necesidad económica y son sus propios empleadores, sin organizaciones ni liderazgos políticos.

Macario maneja un moto taxi postrado en una silla de ruedas, a causa de una lesión de columna que lo dejó sin caminar. Pasa ocho horas sentado frente a un volante para ganar 100 pesos diarios. Igual hay otros 46, entre ellos dos mujeres, que obtienen su sustento con honradez y, al mismo tiempo, resuelve un problema de movilidad urbana en una de las regiones más alejadas de Cancún.

Aclara que invadir otras rutas no es por rebeldía sino subsistencia, pues carecen del apoyo oficial para recuperar un territorio que reclaman como propio, al que llegaron primero. Hoy, es el único lugar donde cohabitan ocho organizaciones.

Las choferes con discapacidad integran la organización “Libertad y superación sobre ruedas”, pionera de este servicio de transporte en la ciudad con siete vehículos adaptados.

Luces del Siglo documentó hace un mes que esa agrupación estaba bajo la amenaza del “pulpo” de organizaciones del transporte. No pasó tanto tiempo, se advirtió y la situación hizo crisis.

“Aquí están los compañeros haciendo fila y la gente ya no llega como antes”, comenta. A 100 metros de la base de motos está la puerta de la plaza comercial, donde decenas de moto taxis, de todos colores y estilos, les “roban” pasaje sin que alguien lo impida. De atreverse a reclamar a los otros choferes, quedan expuestos a ser agredidos dada su desventaja física.

“No nos podemos poner a pelear de tú a tú como lo hacen otras agrupaciones”.

Lejos de tener el apoyo del Instituto de Movilidad, que ni los voltea a ver, seguirán enfrentando la competencia desleal de motos azules, rojas, plateadas, oro y blancas. La pelea se extenderá a otros territorios.

 

TE PUEDE INTERESAR: Encabeza Quintana Roo recepción de migrantes