Avanza, pero en costo

137

*Duplica obra monto inicialmente estimado para construir primera etapa; calculan que proyecto cueste 103,980 millones de pesos

AzucenA Vásquez

 

La primera etapa del Tren Interurbano México-Toluca avanza a toda velocidad, pero en costos. Una de las obras emblemáticas del sexenio pasado costará, considerando operación y mantenimiento, 103 mil 980 millones de pesos, más del doble de lo que inicialmente se calculó. Las estimaciones sobre el costo del proyecto han variado constantemente.

La cifra difundida más baja se dio a conocer en el Programa Nacional de Infraestructura, publicado en 2014, cuando se calculó que costaría 38 mil millones de pesos (equivalentes a 48 mil 398 millones de pesos a valor actual).

Sin embargo, datos de la Cuenta Pública de 2014 refieren que el monto era de 80 mil 738 millones (98 mil 680 millones de pesos de 2019).

Actualmente se estima para la construcción un monto de 73 mil 715 millones de pesos, pero de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, a esa cifra se deben sumar 29 mil 659 millones de pesos, necesarios para gastos de mantenimiento y una operación durante 30 años, dato que no se había hecho público.

Dicha suma se pagaría con los recursos obtenidos por el aforo, es decir, por el número de viajes que las personas realicen en este transporte, que irá de Zinacantepec, en el Estado de México, a Observatorio, en la Ciudad de México, explicó Ricardo Trejo, director general de la consultora Forecastim.

Sin embargo, si resulta insuficiente, en los primeros cinco o máximo 10 años, el Gobierno federal aportaría dinero del Presupuesto Federal para hacer frente al pago, añadió el especialista.

Eso normalmente ocurre en obras de este tipo cuando no tienen un aforo que les permita cubrir sus gastos de operación y mantenimiento, precisó Trejo.

Aclaró que en los primeros años podría ser necesario que la Administración federal otorgue recursos para la operación del tren, debido a que inicialmente no operará desde Zinacantepec hasta Observatorio, sino hasta Santa Fe por los retrasos en la obra, según información de la propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Sin embargo, estimó, pasado ese tiempo, el tren generará una demanda que le permita a su vez obtener suficientes ingresos para su mantenimiento y refinanciar lo que en los primeros años destinó el Gobierno.

Al monto del mantenimiento se sumarán otros 606 millones 354 mil pesos solicitados para otros gastos del tren de los cuales no hay detalles públicos.

Grupo REFORMA pidió a la SCT detalles sobre el cálculo del mantenimiento y los otros gastos, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Con estos montos considerados se requerirán un total de 103 mil 980 millones de pesos para que funcione este tren, que ha sufrido constantes incrementos.

Obra cuestionada

Este proyecto ferroviario ha sido señalado por su encarecimiento, que se atribuye principalmente a la falta de proyectos ejecutivos de algunas obras y pagos indebidos.

El mes pasado, el subsecretario de Transportes de la SCT, Carlos Morán Moguel, reveló que la actual Administración ha detectado que en algunas obras del Tren Interurbano faltaban proyectos ejecutivos al momento de arrancar las construcciones.

Un ejemplo de las anomalías es la obra de talleres y cocheras del proyecto, donde no se contaba con el proyecto ejecutivo completo al iniciar la construcción, según la primera entrega de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2018 realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Además, en ella detectó pagos indebidos que suman 38 millones 746 mil pesos.

 

También te puede interesar: https://lucesdelsiglo.com/2019/07/12/extiende-libertad-su-red-sin-limites/