Viajeros podrán visitar la pirámide “acodada”

205

 

  • El faraón Seneferu marcó un antes y un después en este tipo de construcciones antiguas

 

 

Por: GABRIELA TORRES ORTEGA

DAHSHUR, EGIPTO.- Después de que en 2011 fuera derrocado el gobernante autócata Hosni Mubarak, Egipto ha tratado de promover más sus descubrimientos históricos para reactivar el sector turístico.

 

Una de las estrategias es que a partir del fin de semana, se abrió a los visitantes la pirámide “acodada”, la cual fue construida durante el antiguo reino del faraón Seneferu, alrededor de 2600 a.C.

 

Lo interesante de esta famosa edificación es que tiene dos estructuras internas. Especialistas aseguran que es un paso crucial en el diseño de estos monumentos, ya que hay una transición evidente hacia las construcciones piramidales.

 

Si nos basamos en las pirámides más famosas del país africano, la apariencia de la “acodada” es inusual, pues los primeros 49 metros fueron construidos en un ángulo inclinado de 54 grados y en la parte más alta, disminuye.

 

El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Mostafa Waziri, explicó que los arquitectos de aquella época cambiaron el ángulo cuando notaron que habían aparecido grietas en la estructura… es de ahí que la pirámide tenga una forma tan peculiar.

 

Y aquí viene lo interesante: la forma angular de la “acodada” contrasta con los lados rectos de la “Pirámide Roja” (que también construyó Seneferu), la cual fue la primera de las pirámides completamente formadas del antiguo Egipto, y que marcó el paso hacia la creación de la famosa y Gran Pirámide de Giza.

 

Los turistas ingresarán a la pirámide “acodada” a través de un túnel que se ubica en la cara superior norte de la pirámide para descender a dos de las cámaras que están en el interior de la estructura, que tiene 4,600 años de antigüedad.

 

También podrán acceder a la pirámide lateral, que tiene de 18 metros de altura, y que se cree que pudo ser edificada para la esposa del faraón, la reina Hetepheres.

 

En 1956 excavaron en esta pirámide y es la primera vez que se abre al público desde ese entonces.

 

En la necrópolis real de Dahshur, a 40 kilómetros al sur de El Cairo (que forma parte de la mausoleo de Menfis, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO) los arqueólogos egipcios encontraron sarcófagos de piedra, de arcilla y de madera, aunque no saben si el faraón podría estar ahí

 

“Exactamente dónde fue enterrado, no estamos seguros de eso. Tal vez en esta pirámide (‘acodada’), ¿quién sabe?”, comentó Mohamed Shiha, director del sitio de Dahshur.

 

Además, descubrieron máscaras funerarias de madera e instrumentos para cortar piedra que datan del período tardío (entre 664 y 332 a.C.)

 

Quizá te interese: Tutor virtual en el Tec