Rechazan, otra vez, matrimonio gay en Yucatán

75

 

  • Representantes de los grupos de la comunidad LGBT estuvieron presentes durante la sesión del Congreso Estatal.

 

Evlyn Cervantes Silva/Agencia Reforma

 

CIUDAD DE MEXICO.- Por segunda vez, el Congreso de Yucatán rechazó aprobar reformas a la Constitución para permitir el matrimonio igualitario.

 

Con 15 votos en contra y 9 a favor, el Congreso de Yucatán declaró la discusión del matrimonio igualitario totalmente concluida, tras no alcanzar la votación suficiente para aprobar las reformas constitucionales que permitían la unión legal de personas del mismo sexo.

 

En abril, el Congreso de Yucatán discutió por primera vez las reformas constitucionales que proponían la aprobación del matrimonio igualitario, pero en aquella ocasión también fueron rechazadas.

 

La segunda votación de las reformas constitucionales sobre matrimonio igualitario, prevista para este 15 de julio, generó amplia expectativa entre los grupos de la comunidad LGBT.

 

De acuerdo con medios locales, representantes de los grupos de la comunidad LGBT estuvieron presentes durante la sesión del Congreso Estatal, pero una vez que votaron en contra del matrimonio igualitario, lanzaron consignas en contra de los diputados.

 

“¡Cobardes, cobardes, cobardes!”, fueron algunas de las consignas que se escucharon en la sala del Congreso de Yucatán, mientras simultáneamente se agitaron banderas de colores en representación de la comunidad LBGT.

 

Catorce estados

 

Desde hace cuatro años, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que es inconstitucional prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo, pero actualmente 14 estados mantienen esa limitación en sus leyes.

 

La Tesis de Jurisprudencia número 43 de la Corte establece que es inconstitucional que la ley de cualquier entidad federativa considere que la finalidad del matrimonio es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer.

 

Pese a que la Primera Sala ha advertido en tesis jurisprudenciales sobre la discriminación y desigualdad, siguen vigentes las negaciones a parejas homosexuales para contraer matrimonio en los Códigos Civiles de esas entidades con gobiernos del PRI, del PAN, del PRD o de Morena.

 

Al amparo de su soberanía y autonomía para decidir sobre este y otros temas, los Congresos estatales que han decidido no modificar sus leyes son Baja California, Durango, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Querétaro y Sonora.

 

Así como Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán, Zacatecas y recientemente Sinaloa, en donde el 18 de junio, en medio de protestas, se rechazó por 20 votos contra 18 la modificación en el Congreso.

 

Las entidades mencionadas podrán mantener indefinidamente la negativa en los recintos legislativos, a menos que se plasme una reforma al respecto en la Constitución federal.

 

Cualquier ciudadano que desee contraer nupcias con una persona de su mismo sexo en esas entidades deberá interponer un amparo, pues la jurisprudencia sí es obligatoria para jueces y tribunales.

 

También podrán acudir al Registro Civil de los 18 estados que ya lo permiten, como en Chihuahua, donde el aval se determinó por la palabra del Gobernador Javier Corral, y no por una ley que dé certeza que así será en los próximos sexenios.

 

En 11 entidades se permite porque el Código Civil se reformó con un dictamen en el Congreso local.

 

Para Luis Guzmán, presidente del Colectivo Voto Incluyente, estas acciones reflejan un desacato a la Constitución y a los tratados internacionales que México ha suscrito.

 

“Están cometiendo un acto de inconstitucionalidad, porque no están cumpliendo con el mandato constitucional de igualdad y no discriminación”, dijo en entrevista.

 

“Pero un juicio de amparo es tardado, costoso y es una cuestión discriminatoria”, advirtió el especialista.

Con información de Oscar Uscanga / Agencia Reforma

 

Quizá te interese: Anticipan aumento turístico en verano