Muere Sonia Infante

149

 

  • La polémica rodeó la vida de esta actriz, sobrina de Pedro Infante

 

MARCO CASTILLO / AGENCIA REFORMA

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Recordada por sus parejas famosas, trabajos polémicos en cine y relaciones familiares conflictivas, la actriz Sonia Infante, sobrina de Pedro Infante, murió a los 75 años por un paro cardiaco.

 

Se encontraba a caballo entre su casa y el hospital debido a una dolorosa parálisis por la que incluso llegó a pedir la eutanasia, de acuerdo con su hermano, Toño Infante.

 

Nacida en 1944, la actriz no heredó la fama de su tío; si acaso superó la de su padre, Ángel, gracias a ciertas telenovelas y películas. Pero todo mundo habló de ella.

 

Desde sus inicios, Sonia se colocó como figura juvenil en historias de todo tipo, encajando más en las comedias románticas y tramas de acción.

 

Desde los 60 se dio a conocer en argumentos como S.O.S. Conspiración Bikini, Las Luchadoras contra el Médico Asesino, Las Lobas del Ring, Pistoleros de la Frontera, Alma Grande y Tormenta en el Ring.

 

Y tuvo, además, la suerte de participar en comedias junto a los grandes de ese tiempo, como Cantinflas (Su Excelencia), Tin Tan y Resortes (Los Fantasmas Burlones) y Viruta y Capulina (La Edad de Piedra).

 

Luego de su matrimonio con el productor Gustavo Alatriste, con quien trabajó en algunos proyectos, se retiró un tiempo de los escenarios.

 

Junto a él había filmado Aquel Famoso Remington e Historia de una Mujer Escandalosa.

 

Antes de casarse, su nombre se había ventilado como la tercera en discordia entre Alatriste y Silvia Pinal, anterior pareja del realizador, pero ella se encargó de desmentirlo.

 

Sin embargo, ya casada con él, contó que alguna vez lo vio coqueteando con actrices, mencionando el nombre de Blanca Guerra, con la que compartió set en Aquel Famoso Remington… y hasta ventiló el nombre de María Félix.

 

Siempre se dijo que intentó adoptar una pose similar a la de esta estrella del cine, lo cual le fue criticado.

 

Tras la separación de Alatriste, conoció a Andrés García, quien sería su esposo y con el que filmó Toña Machetes, historia que le daría mucha proyección.

 

Gracias a ello, Ernesto Alonso le dio el estelar en El Precio de la Fama, en la que mostraba la vida de una actriz perseguida por el escándalo y que se enamoraba de un hombre más joven (Sergio Goyri).

 

En los 80 intentó causar controversia con cintas de fuerte contenido como La Casa que Arde de Noche, Los Placeres Ocultos, Machos y Mujer de Fuego, pero no pasó gran cosa.

 

La mejor arma de Infante fue su personalidad y la polémica que la perseguía, ganando popularidad y admiración, aunque muchos no la reconocieron nunca como gran actriz.

 

Quizá te interese:  ¡Que sí habrá Thor 4!