Es regla de asilo programa piloto

148

*Abogado de la ACLU apuntó, sin embargo, que puede usarse en toda la frontera

 

JOSÉ DÍAZ BRISEÑO CORRESPONSAL

WASHINGTON.- La nueva regulación que restringe el acceso al asilo para migrantes de terceros países en la frontera con México está siendo aplicada sólo como programa piloto, aseguró ayer la Administración del Presidente Donald Trump.

A pesar de que el Gobierno de EU anunció la entrada en vigor de una restricción al asilo a partir del martes en toda la frontera, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) dijo este jueves que la norma está ocurriendo en un sólo punto.

“La nueva regulación nos permite aplicarla a lo largo de las 2 mil millas (3 mil 200 kilómetros) de la frontera (con México, pero) no lo estamos haciendo.

Realmente, sólo estamos haciendo un (programa) piloto en un sólo punto”, indicó Mark Morgan, jefe interino de la CBP, a la radio estadounidense NPR.

Morgan dijo en la entrevista que el programa está comenzando en el Valle del Río Grande, una zona en la frontera sur de Texas, y que se informó a los funcionarios de este punto sobre los cambios.

Fuera del aire, agregó que se trataba de dos estaciones de la Patrulla Fronteriza en ese lugar del estado sureño. De una forma sorpresiva, la declaración de Morgan a NPR pone en duda el compromiso del Gobierno de Trump con la nueva regulación que cancela la oportunidad de pedir asilo a la mayoría de los migrantes que hayan transitado por México y que no hubieran pedido refugio ahí primero.

Apenas el martes, dos grupos de derechos civiles -incluida la Unión de Libertades Civiles (ACLU)- presentaron dos demandas separadas en California y el Distrito de Columbia cuestionando la constitucionalidad de la nueva restricción al asilo que aplica desde el martes.

En declaraciones a NPR, el abogado Lee Gelernt de la ACLU aseguró que en ningún momento la Administración de Trump ha comunicado que la nueva regulación fuera a ser aplicada en un sólo punto de la frontera, pues tal como está escrita aplicaría a su totalidad.

Ayer, la Embajadora de México en EU, Martha Bárcena, reiteró en un evento público que el Gobierno mexicano esperaba que aquellos migrantes que no fueran elegibles para solicitar asilo bajo la nueva regulación serían deportados a sus países por parte de EU y no devueltos a México.

Todo esto sucedió sin que se cumpla el plazo de 45 días para evaluar las medidas de control migratorio que implementó México tras acordarlas con EU el 7 de junio.

 

También te puede interesar:  https://lucesdelsiglo.com/2019/07/18/fracasa-iniciativa-de-juicio-a-trump/