Más que una elección

77

 

  • Rodeado de atractivos naturales, Calderitas ha visto retrasarse su desarrollo económico principalmente por pleitos entre ejidatarios, quienes han obstaculizado proyectos para la zona.

 

HERLINDO VÁZQUEZ

 

 

CHETUMAL, Q. ROO.- Este domingo se disputará la presidencia del Comisariado Ejidal de Calderitas entre tres aspirantes: Bernardo Chávez Cardona, Eliezer Esau Medina Montejo y Juan Carlos Poot Uh, de las planillas Roja, Azul y Blanca, respectivamente.

 

Sin embargo, más allá del puesto, la elección del domingo podría ayudar a definir una estrategia de desarrollo económico y social a mediano y largo plazo para los ejidatarios y para toda la zona. Algo que la falta de acuerdos entre grupos de ejidatarios ha impedido de manera constante.

 

De acuerdo con registros de 2015 de la Secretaría de Economía (SE), en ese entonces dirigida por Luis García Silva, en mayo de ese año y tras la clausura del proyecto comercial Dragon Mart en el norte del estado, los inversionistas de origen chino buscaron otras alternativas.

 

Una de las opciones consideradas fue el sur de Quintana Roo, donde se contempló la posibilidad de instalar maquiladoras y la construcción de vías de comunicación, entre ellas una carretera que uniera Calderitas con Punta Calentura.

 

El proyecto generaría dividendos económicos para Calderitas, pero los conflictos entre ejidatarios impidieron concertar las bases para concretarlo.

 

“El fin era obstaculizar el trabajo del Comisariado Ejidal y lo lograron. Al final fuimos los ejidatarios quienes sufrimos porque el desarrollo y las mejorías nunca se dieron”, lamenta Bernardo Chávez Cardona.   

 

Actualmente, el gobierno federal busca reactivar el impulso económico de la zona sur mediante varios proyectos, entre ellos el dragado del canal de Zaragoza, que facilitaría el comercio y las actividades náuticas en la región sin tener que pasar por aguas territoriales de Belice.

 

Ello favorecería a Calderitas pues se reactivarían proyectos de desarrollo como Monte Calvario, zona virgen poco conocida y destinada a patrimonio para hijos de ejidatarios, puesto que la reserva territorial del ejido ha disminuido.

 

Adicionalmente, inversionistas españoles han mostrado interés en asociarse con el Ejido Calderitas para hacer desarrollos sustentables en la zona de Cayo Venado, zona virgen pero reconocida a nivel internacional que ya es visitada, aunque a baja escala, por la abundancia de especies y sus playas.

 

De acuerdo con información proporcionada por el Consejo de Vigilancia ejidal, el próximo presidente del Comisariado Ejidal de Calderitas deberá recuperar el usufructo pendiente del Ayuntamiento de Othón P. Blanco por los terrenos que ocupa el tiradero a cielo abierto.

 

En principio se donó al municipio una hectárea para la acumulación de residuos sólidos, pero ahora se desconoce cuánto ha invadido la autoridad municipal del patrimonio ejidal. Se estima que el monto mínimo a recuperar sea de 10 millones de pesos.

 

Asimismo, la enajenación de terrenos aledaños a la sabana de Chetumal es algo que deberá solucionarse y recuperar espacios por despojos e invasiones dirigidas por grupos motivados por intereses personales.

 

Chávez Cardona señala que incluso hay gente de Chiapas que llega al lugar engañada por la necesidad de obtener un patrimonio. Esta situación ha causado al ejido pérdidas por seis millones de pesos.

 

En la votación del domingo, que representa el tercer intento pues en dos ocasiones anteriores los conflictos entre ejidatarios han obligado a suspenderla, participarán 804 ejidatarios en condiciones de sufragar. El proceso será organizado por la Procuraduría Agraria con apoyo de los tres candidatos.  

 

Quizá te interese: Entra en operación Ventanilla Única