Premiados, benefactores de Aguakan

243

*Unos saltan al Congreso de la Unión, otros a presidencias municipales…

ALBERTO CHUC

 

CANCÚN, Q. ROO.- La mayoría de los 18 diputados del PRI, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano que en 2014 aprobaron la ampliación de la concesión del servicio de agua a la empresa Aguakan, encontraron un futuro promisorio en sus carreras políticas.

Salvo seis legisladores que de plano no tuvieron más proyección (Marcia Alicia Fernández Piña, Maritza Aracelly Medina Díaz, Juan Manuel Herrera, Susana Hurtado, Pedro José Flota Alcocer y Cora Amalia Castilla Madrid), el resto amarraron alguna presidencia municipal, una diputación federal, una regiduría o incluso hubo quien integró la lista de candidatos a gobernar del estado.

A cinco años de consumada la ampliación de la concesión, hay quienes siguen gozando las mieles del poder como la senadora morenista Marybel Villegas Canché, ahora férrea crítica de la ilegal concesión, además del diputado Jesús Pool Moo y el actual alcalde de Isla Mujeres, Juan Luis Carrillo Soberanis.

Anteriormente, entre 2016 y 2017, tanto Pool Moo como Villegas Canché ocuparon otros cargos públicos durante el mandato de Roberto Borge; el primero fungió como subsecretario de Gobierno en la Zona Norte de Quintana Roo, y la segunda como delegada de la entonces Secretaría de Desarrollo Social federal.

Otros también escalaron puestos casi de manera inmediata como José Luis Toledo Medina, quien saltó a una diputación federal que concluyó en 2018, estuvo casi a nada de convertirse en el candidato a gobernador y ahora vuelve al Congreso local por la vía plurinominal, bajo la bandera de Movimiento Ciudadano.

En la misma legislatura federal igualmente alcanzó una curul la todavía priista Arlet Molgora Glover, mientras que en calidad de suplentes lo hicieron Maritza Aracely Medina Díaz y Mario Machuca Sánchez, hoy fuera de la palestra. Además de Juan Luis Carrillo en Isla Mujeres, otro ex diputado que votó a favor de ampliar la concesión a Aguakan, fue Emilio Jiménez Ancona, quien encabezó el Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas, entre 2016 y 2018.

En esta misma ruta pretendió ir Filiberto Martínez Méndez quien en 2016 se quedó en el intento de ser alcalde de Solidaridad, por segunda ocasión, pero perdió ganando la décima regiduría. Y a Berenice Polanco Córdova nada más le alcanzó para convertirse en regidora del Ayuntamiento de Benito Juárez.

Incluso hubo aquellos que se recargaron en la estructura territorial del PRI, como lo hicieron Mario Marchuca Sánchez, delegado de la Confederación Regional de Obreros y Campesinos, y secretario de Fomento a la Productividad en el ámbito nacional, además de Martín de la Cruz Gómez, también líder de esa misma organización.

Juan Manuel Herrera se asumió precandidato a la gubernatura de Quintana Roo y después a la presidencia municipal de Bacalar, en ambos casos sin éxito, mientras que Luis Fernando Roldán esperó a volver a la escena política y ahora es diputado local electo por la Coalición “Juntos haremos historia por Quintana Roo”, mientras que Susana Hurtado sin éxito contendió por el Distrito 7 en los pasados comicios para renovar el Congreso de Quintana Roo.

Los que de plano desaparecieron de la escena política fueron Marcia Alicia Fernández Piña, hermana de la alcaldesa de Puerto Morelos; el entonces líder de la bancada priista, Pedro José Flota Alcocer; y la ex alcaldesa de la capital, Cora Amalia Castilla Madrid; mientras que José Ángel Chacón Arcos volvió como regidor en Othón P. Blanco.

 

También te puede interesar: https://lucesdelsiglo.com/2019/07/19/tendra-contratista-poder-sobre-tren/