Gana dramaturga residencia para programa extranjero

124

 

  • Román asistirá al International Writers Program.

 

FRANCISCO MORALES V. /AGENCIA REFORMA

 

CIUDAD DE MÉXICO.- La dramaturga morelense Gabriela Román fue seleccionada para asistir al International Writers Program de la Universidad de Iowa, una prestigiosa residencia que ha acogido, entre otros, a los mexicanos Fernando del Paso y a Jorge Ibargüengoitia.

 

“Para mí es súper importante esta residencia porque es una residencia internacional que acoge a escritores de todos los géneros, pocos dramaturgos, así que me siento honrada”, expuso Román en entrevista.

 

Autora de una obra que lo mismo se dirige a niños y jóvenes que al público adulto, Román fue elegida para participar tras la revisión de fragmentos de sus obras que han sido traducidas a otros idiomas, como Cósmica y Quetzalli, dos piezas de contenido social que abordan temas como el ciberbullying y la migración.

 

“Me siento contenta porque he tratado de escribir desde donde puedo y explorar las mayores posibilidades”, reflexiona Román.

 

“Mi trabajo para niños y jóvenes, se está montando bastante en el País y tiene una excelente respuesta con los niños. Me hace sentir contenta por el camino que voy”.

 

En la residencia, que también recibió a los Premios Nobel de Literatura Mo Yan y Orhan Pamuk, Román planea saldar una deuda con géneros que no ha explorado aún.

 

“Tengo ganas de escribir. Este último año ha sido más bien de montar, he estado más enfocada en más cuestiones de dirección y actuación, entonces tengo muchas ganas de escribir y tengo mucho interés de explorar otros géneros, que es como un pendiente. Yo creo que intentaré crónica o poesía; es algo que me llama mucho la atención”, detalla.

 

Además del ingreso a la residencia, Román fue galardonada el pasado fin de semana con el Premio Nacional de Dramaturgia Manuel Herrera por su obra Playa Paraíso.

 

El texto, también de contenido social, llevó a la dramaturga a indagar en un tema incómodo, pero relevante para el País.

 

“Esta obra surgió porque yo quería trabajar sobre prostitución. Me interesaba mucho abordar desde el lado de la mujer, entonces quería trabajar sobre la prostitución en la vejez”, explica Román.

 

Así, tras la lectura de un artículo periodístico, la escritora centró su obra en el fenómeno del consumo de la prostitución infantil en las zonas turísticas del País, particularmente en Acapulco.

 

“Quería que el texto no fuera moralista, así de ‘malos los que consumen’, y quería un poco ponerme en los pies del otro, decir ‘¿por qué consumen? ¿Qué es lo que hay detrás?'”, abunda sobre el texto ya en planes de montaje.

 

Entre esta racha de éxitos, Román reivindica la parte de su trabajo como escritora para el público infantil y juvenil.

 

“Dicen que es el público del futuro, pero en realidad yo creo que es el presente”, declara.

 

“Me parecen súper exigentes como públicos. Si a los cinco minutos se aburrieron, lo demuestran, no hay como esa convención social del adulto que se aguanta hasta el final de la obra”.

 

Tras el premio, Román participará también en un ciclo internacional de dramaturgas y directoras, donde colaborará con escritoras de Colombia, Argentina, Holanda, Italia y Francia.

 

El 1 de septiembre partirá hacia Iowa para seguir los pasos de grandes autores mexicanos y del mundo.

 

Quizá te interese: Muere el poeta cubano R. Fernández Retamar