Tiburoncito brilloso ya tiene nombre oficial

199

 

  • El tiburón de bolsillo fue llamado Mollisquama mississippiensis.

 

GABRIELA TORRES ORTEGA

 

CANCÚN, Q. ROO.- Si pensamos en tiburones, podría ser que las primeras opciones que nos vengan a la mente sean el gran tiburón blanco, ese “terrible” depredador del que por naturaleza somos sus presas, aunque no las más deseadas; al toro le gusta merodear aguas poco profundas, de ahí su peligro; y el tigre, que busca otras presas (humanos, por ejemplo) cuando el suministro de alimentos es bajo.

 

Pero por extraño que parezca, se han encontrado otros que son mucho más pequeños de lo que podríamos pensar, aunque debe tratárseles con respeto por el simple hecho de ser seres vivos, además de tener una fuerte mandíbula con dientes filosos.

 

Se trata del “tiburón de bolsillo”, que mide alrededor de 14 centímetros de largo.

 

Hace unos años, en febrero de 2010 para ser exactos, este pequeño fue hallado en el Golfo de México, sin embargo, todavía no tenía nombre científico. A partir de ahora podemos clasificarlo como Mollisquama mississippiensis.

 

Dicho tiburón tiene algunas características que lo hacen especialmente particular.

 

Además de su pequeño tamaño, en comparación con otros de su especie, tiene órganos que producen luz propia llamados fotóforos, por lo que brilla en la oscuridad. También, detrás de sus pectorales se ubican las glándulas que producen un fluido luminiscente.

 

No se ha podido estudiar mucho al “tiburón de bolsillo” debido a que sólo se han capturado o reportado dos ejemplares de ellos en la historia de la ciencia de pesca, según afirma Mark Grace, biólogo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

 

Por si fuera poco, no existe un patrón que pueda seguirse con ellos, ya que el otro fue visto en 1979 en la costa de Chile (Océano Pacífico), es decir, ni siquiera nadan en el mismo océano.

 

El tiburón de bolsillo chileno fue llamado Mollisquama parini y era una hembra adulta, que medía 40 centímetros de largo.

 

Henry Bart, director del Instituto de Investigación de Biodiversidad de Tulane, explica, “El hecho de que sólo se haya reportado un tiburón de bolsillo desde el Golfo de México… subraya lo poco que sabemos sobre el Golfo, especialmente sus aguas más profundas, y cuántas nuevas especies adicionales de estas aguas esperan a ser descubiertas”.

 

Gracias a su luminosidad, los tiburones de bolsillo no viven cerca de la superficie del agua y se han encontrado no a menos de 300 metros de profundidad.

 

Para determinar el nombre del Mollisquama mississippiensis (el del Golfo de México), expertos en ciencias realizaron imágenes con rayos X y tomografías computarizadas para poder observar las diferencias entre Golfo y Pacífico.

 

La diferencia radica en que el “tiburón de bolsillo” del Golfo de México tiene menos vértebras y fotóforos que el tiburón chileno… puede ser que de ahí, éste sea más pequeño de tamaño.

 

Sin embargo, tienen características muy similares, como los bolsillos que producen el líquido bioluminoso cerca de sus branquias.

 

Quizá te interese: Inyecta Federación 17 mdp para cultura