A tres años, reapertura de Ichkabal

282
????????????????????????????????????

 

  • Por ahora no hay manera de adecuar la zona arqueológica de Ichkabal para visitantes.

 

LAURA CRUZ

 

CHETUMAL, Q. ROO.- Aunque existe interés por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para abrir las puertas al público de la zona arqueológica Ichkabal, prevalece la falta de recursos, y si se consiguiera el dinero necesario la apertura se haría en un lapso de tres años.

 

Margarito Molina, delegado del INAH en Quintana Roo, reconoció que antes de pensar en detonar a Ichkabal como una zona arqueológica, se requiere de mayores investigaciones para mostrar la gran riqueza arquitectónica del sitio.

 

Tras una reunión que sostuvo la senadora Marybel Villegas Canché con autoridades del INAH a nivel nacional el pasado 16 de julio para plantear y gestionar la apertura de Ichkabal, con el objetivo de generar más opciones para el turismo y aumentar la derrama económica, la dependencia se encuentra en la mejor disposición de aterrizar la idea.

 

Molina añadió que si la legisladora gestiona los recursos, que estima pueden ser por el orden de los 10 millones de pesos anuales, la zona arqueológica estaría lista para abrirse en menos de tres años.

 

“Sería extraordinario si la senadora consigue a través de esta gestión que está haciendo con el ejido, evidentemente mucho más rápido abrimos. Nosotros no únicamente vamos a investigar y a abrir, sino que vamos a tener una certeza jurídica de nuestra poligonal de la posición que vamos a tener de las 108 hectáreas, esa es la parte que se tiene que negociar con el ejido, porque son tierras ejidales”.

 

Molina informó que la carta de intención y adhesión que presentó la senadora, firmada por ejidatarios de la zona, detallaba que los pobladores del lugar se comprometían a ser guardianes del patrimonio cultural, sólo por ser descendientes de los mayas ancestrales.

 

Además, a través del documento se solicita tener una amplia difusión del proyecto, para la cual propusieron una comisión especial y que estuviera integrada por representantes del INAH, instancias gubernamentales, ejidatarios, académicos y autoridades del municipio de Bacalar.

 

También se plasmaron peticiones como contar con un parque de ecoturismo, visitas guiadas, ventas de artesanías, restaurante y cafetería, que ayudarán al crecimiento económico de la zona sur del estado.

 

“Se manifestaban muy dispuestos a recibir capacitación para prestar servicios turísticos ellos y sus familiares, también se comprometen a continuar con las gestiones que tienen con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y con otras instancias para mejorar el camino y acceso”.

 

Como resultado de ese encuentro, el director general del Instituto, Diego Prieto, se comprometió a analizar el documento para dar una respuesta adecuada a la petición; sin embargo, no existe una fecha de respuesta por parte del INAH.

 

La realidad es que este sitio aún no está listo, ya que requiere de un mayor trabajo, pues el sabor de boca que el visitante se debe llevar, es netamente didáctico, donde exista una narrativa de cada estructura descubierta.

 

“Se requiere más trabajo, sí estamos de acuerdo, apoyamos la idea, el interés gubernamental, el interés de los ejidatarios de abrir lo más pronto posible, pero no tenemos un tiempo establecido, no tenemos recurso para continuar con las exploraciones y excavaciones”.

 

Quizá te interese: Buscan en laguna a joven plagiado